DE UN VIAJE PROVECHOSO

DE UN VIAJE PROVECHOSO

Los viajes tienen sus ventajas. Recordamos lo que decía un nieto del millonario antioqueño Alejandro Angel Escobar: Cada vez que me parece alto el Nutibara , viajo a Bogotá y cada vez que me parecen altos los edificios de Bogotá, inmediatamente vuelo a Nueva York. Así parece haberle ocurrido un poco al candidato estrella de nuestro partido liberal. En efecto, viajó al Japón y de allí se trasladó a ciudad de México a donde llegó justo al tiempo de haberse aprobado el Tratado de Libre Comercio, TLC, por el Congreso norteamericano.

20 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Llegó rebosante de aperturismo, amigo de la acción del gobierno del presidente Gaviria, convencido de que si bien el proceso aperturista presenta algunos obstáculos, sobre todo por las protestas de los que pierden privilegios, es una política que no tiene reversa en el mundo, de que Colombia tiene todas las de ganar en el G-3, acuerdo entre México, Colombia y Venezuela, en fin, llegó renovado, cambiado y en nuestra opinión ahora sí en condiciones de peleársela con tesis de apoyo a la gran labor desarrollada por César Gaviria Trujillo en la gestión más difícil que haya tenido el país en sus más de 170 años de haberse sacudido por primera vez el yugo español porque la segunda será cuando nos libremos de la acción del cura Pérez.

Porque resulta que si la acción de los ministros Moreno y Ramírez ha sido muy buena, no lo ha sido menos la de otros casos como los de Hacienda, Comercio Exterior, Defensa, Agricultura, entre otros, de su partido. Así las cosas, aun cuando duras, serán menos difíciles para el doctor Samper.

Y a propósito de aperturas y de grupos y países en repunte, como ocurre con la China continental, vale la pena la respuesta que dio a los reporteros de Business Week el ex primer ministro de Singapur cuando le preguntaron si él creía que los chinos preferían las multinacionales norteamericanas a las japonesas: el señor Lee Kuan Yew respondió: Si eso es lo que ellos les están diciendo a ustedes, entonces los chinos están teniendo las mismas experiencias que nosotros hemos tenido: Se tiene mucha mayor transferencia de experiencias, gerencia y tecnología con multinacionales norteamericanas que con japonesas.

En Singapur hay solamente un nativo manejando una multinacional japonesa. Pero fíjense en las norteamericanas y hay cualquier cantidad de singapurenses en ellas. Creo que los japoneses jugarán algún papel en ese desarrollo pero dudo de que sea un papel dominante .

Lo anterior nos puede enseñar dos cosas. Que en cualquier desarrollo importante las multinacionales juegan un gran papel y que es básico saber elegirlas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.