SEPULTADOS POLICÍAS ASESINADOS POR FARC

SEPULTADOS POLICÍAS ASESINADOS POR FARC

En medio de la tristeza y la incredulidad, fueron sepultados ayer sábado los miembros del grupo antinarcóticos de la Policía ecuatoriana, asesinados el jueves por narcoguerrilleros colombianos. La ceremonia fúnebre se cumplió en el parque cementerio Los Recuerdos de Quito. Al sepelio colectivo asistieron el Presidente, Sixto Durán Ballén, los miembros del gabinete ministerial y el Estado Mayor de las Fuerzas Militares del Ecuador.

19 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La masacre se registró el jueves en la tarde en el sitio Peñas Coloradas, jurisdicción de Puerto Ospina, cuando los uniformados se movilizaban a bordo de siete lanchas por el río San Miguel, frontera común entre Colombia y Ecuador.

Entre las víctimas sepultadas figuran dos oficiales, un suboficial y 15 agentes. Sus identidades son: Capitán, Tuefman Garcés; teniente, Manuel Arteaga; subteniente, Patricio Lazo; los agentes, Carlos Zambrano, Fredy Carrango, José Rosero León, Dimas Córdoba, Víctor Whisca, Marcos Ramírez, Luis Ramírez, Fabián Morales, Luis Rojas, Gerardo Gamarra, Lely Aguilar, Bayron Mejía, Galo Morán y Pablo Suárez.

Entre quienes estaban desaparecidos y que fueron rescatados heridos, se encuentran el mayor Carlos Valastegui; el capitán Fausto Tamayo, los tenientes Víctor Vinuesa y Marcos Arias; el subteniente Alaix Luna.

Siguen desaparecidos Continúan desaparecidos el subteniente Juan Soria y los agentes José Caiza y Jacinto Bajaya, Luis Ramírez Aponte, Fabián Morales Villalta y Galo Zambrano.

El informe del ataque a los uniformados fue rendido al país por el presidente Sixto Durán Ballén, durante una alocución radiotelevisada el viernes por la noche.

El jefe del Estado, visiblemente conmocionado, decretó tres días de duelo nacional.

Las ediciones de la prensa ecuatoriana de ayer sábado, estaban dedicadas a la masacre.

El diario Hoy tituló en su primera página: Vil masacre en la frontera. Sangrienta emboscada a policías. Conmoción nacional por el ataque inmisericorde a la Policía. Su único delito: cumplir con el deber .

En páginas interiores dedica cinco páginas gráficas en las que registra el arribo de víctimas y heridos al aeropuerto Mariscal Sucre de la capital ecuatoriana.

Por su parte, el canciller, Diego Paredes, le hizo conocer al embajador de Colombia, Gustavo Castro Guerrero, su preocupación por lo sucedido en la frontera común entre las dos naciones.

Entre tanto, tropas aerotransportadas del comando específico del sur adscrito a la Tercera Brigada, continuaban hoy por segundo día consecutivo la persecución a la columna subversiva que masacró a la compañía antinarcóticos del Ecuador, pero sin que se hubieran realizado contactos hasta ahora.

Hoy, el Ejército colombiano restringió la información relacionada con este hecho.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.