AGUINALDO BOYACENSE

AGUINALDO BOYACENSE

Las regiones colombianas conservan, por fortuna, muchas tradiciones gratísimas que congregan a las comunidades con el mayor entusiasmo y con las mejores expresiones vernáculas. La de los aguinaldos ha sido incuestionablemente una de las más afincadas en el sentimiento popular, si bien no puede negarse que también en ese aspecto las costumbres se han modificado, y tales sencillas festividades han resultado también víctimas de la rosa mecánica . Pero una de las celebraciones que en mayor grado se han mantenido al margen de las desfiguraciones y más cerca de sus raíces en la propia tierra, es la del aguinaldo boyacense, que todos los años por esta época reaparece con su máximo esplendor. Precisamente en esta oportunidad los diferentes pueblos de Boyacá tienen ya montado el resurgimiento de su festividad.

19 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La gloria y la alegría de los villancicos, la magia del pesebre bien distinta por cierto de la importada imagen del árbol y la campechana disposición de ánimo de las gentes, se reúnen en un impulso de creatividad y de imaginación que prolonga los mejores recuerdos pueblerinos, por cuyos caminos se llega a lo más emotivo de la conmemoración cristiana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.