BETTINO CRAXI SE DECLARA INOCENTE

BETTINO CRAXI SE DECLARA INOCENTE

El ex secretario nacional del Partido Socialista Italiano (PSI) Bettino Craxi, que declara como testigo en el juicio del empresario financiero Sergio Cusani, afirmó ayer en Milán que no había cobrado jamás la más mínima lira del grupo Ferruzzi-Montedison, pero reconoció que todos los partidos políticos habían recibido contribuciones de empresas italianas. Cusani, un antiguo colaborador del que fue máximo dirigente de Ferruzzi-Montedison, Raul Gardini, es acusado de haber sobornado al mundo político con motivo del caso Enimont, la fallida alianza entre los sectores público y privado italianos en el sector químico.

18 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Craxi implicó a todos los partidos y a los grandes grupos industriales, entre ellos Fiat y Olivetti.

PSI cambia de nombre Entre tanto, el Partido Socialista Italiano, dirigido durante más de 15 años por Craxi, quien lo arrastró en su caída, decidió cambiar de nombre y de orientación política para evitar una marginalización total.

La asamblea nacional del PSI, reunida el jueves pasado en Roma, votó, por 58 por ciento a favor, la moción de su secretario actual, Ottaviano Del Turco, que proponía la realización de una asamblea general socialista a mediados de enero que adoptaría un nuevo nombre (en el cual figurará la palabra socialista), un nuevo símbolo (un libro, un sol y una rosa), y una nueva orientación izquierdista del partido.

Exitosa operación Por último, las fuerzas del orden italianas lanzaron ayer dos amplias operaciones antimafia en Catania (este de Sicilia) y en Catanzaro (Calabria), que permitieron arrestar a 93 personas.

En una operación policial denominada Osa mayor , fueron detenidas 70 personas en la ciudad siciliana de Catania, entre ellas Francesco Santapaola, hijo del jefe Nitto Santapaola (arrestado en mayo pasado tras pasar diez años como fugitivo), mientras que su hermano Salvatore logró darse a la fuga.

La policía informó que la detención de los mafiosos ha puesto al descubierto la compleja organización criminal que tenía como jefe a Santapaola y como segundo a Pulvirenti (detenido el pasado julio) y que se dedicaba a la extorsión y al tráfico de drogas en Sicilia oriental.

Así mismo, en Catanzaro (Calabria) fueron detenidas 33 personas, en su mayoría miembros del clan de la N drangheta (mafia calabresa), que encabeza Girolamo Costanzo, arrestado el 23 de junio pasado en una operación policial que llevó a la cárcel a 211 mafiosos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.