HABRÍA TOQUE DE QUEDA PARA MENORES EN MIAMI

HABRÍA TOQUE DE QUEDA PARA MENORES EN MIAMI

La ciudad de Miami aprobó en principio un toque de queda para los adolescentes menores de 16 años, en un esfuerzo por frenar la violencia que está azotando a todo el Estado de Florida y amenaza con perjudicar gravemente la industria del turismo. Los comisionados del condado de Metro-Dade, que abarca la zona metropolitana de Miami, aprobaron con una votación de 11-1, un proyecto de ordenanza que prohíbe a los adolescentes estar en la calle desde las once de la noche hasta las seis de la mañana.

18 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El proyecto debe todavía ser discutido en audiencia pública antes de ser sometido a un voto final, programado para el 18 de enero, pero es casi seguro que será aprobado, pues encuestas efectuadas la última semana demostraron un inusitado nivel de respaldo, hasta del 75 por ciento de la opinión pública.

El toque de queda fue una iniciativa del comisionado de raza negra James Burke, quien después del voto afirmó que el objetivo es proteger a los niños, salvarlos y restablecer la responsabilidad de los padres .

Burke, que vive en el barrio eminentemente negro de Liberty City, fue recientemente víctima de un asalto a mano armada, y afirmó que son los jóvenes los que están cometiendo los delitos .

Si la medida entra en vigor, los adolescentes sólo podrán estar en la calle después de las once de la noche si son acompañados por uno de sus padres o un custodio, o si pueden probar que están en camino a su casa después del trabajo, de la escuela o de actividades en su iglesia.

Estas últimas excepciones fueron incluidas para ajustar la ordenanza a un fallo emitido hace unas semanas por una corte federal de apelaciones en Texas, que autorizó un toque de queda similar en la ciudad de Dallas, siempre que se tomaran en cuenta esas posibilidades.

No obstante, la ordenanza también ha recibido críticas. El mayor Chuck Habermehl, del Departamento de Policía de Homestead, puso en duda la efectividad del proyecto, señalando que si ya es difícil hacer algo cuando un menor de edad comete un delito, mucho más lo será lidiar con violaciones de algo tan trivial como el toque de queda.

Si la medida entra en vigor, los jóvenes que sean arrestados serán llevados a una estación de policía, y se llamará a sus padres para que vayan a recogerlos. Si ello no es posible, un auto policial los llevará.

Pero a la tercera vez, los infractores y sus padres podrán ser enjuiciados y sancionados hasta con 60 días de cárcel, según el proyecto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.