PAPÁ NOEL, SU HISTORA

PAPÁ NOEL, SU HISTORA

La Navidad y los niños no pueden separarse. Los adornos en sus casas, los regalos del 24 a las 12 de la noche, la cena que reúne a toda la familia y ver el cielo iluminado con pólvora, los llena de alegría. Pero, por qué es una fiesta para los niños, si es una conmemoración religiosa?

18 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La respuesta tiene nombre propio: San Nicolás.

Es el personaje que no falta en todas las navidades, conocido en Europa, Asia y América, en donde cambia su nombre por el de Papá Noel o Santa Claus.

Para muchos investigadores, la vida de ese santo es un completo misterio. Muy poco se sabe de él, ya que su vida como sacerdote se desarrolló en Licia, al sur de Asia Menor a finales del año 200 y comienzos del 300. Las leyendas de San Nicolás empezaron pocos años después de su muerte en el años de 325. Se multiplicaron las dedicaciones de las iglesias hacia él y, algunos cultos, fueron bautizados con su nombre.

Una de las leyendas es la fundación de la iglesia de Bari. Según la historia, dos bueyes que llevaron el sarcófago del sacerdote, fueron los que decidieron en qué lugar se debía construir el templo, en Bari, cerca al mar.

Otros mitos con respecto a la muerte del clérigo, consistieron en que el cuerpo del sacerdote fue llevado por el mar agitado y, desde entonces, se empezó a creer en sus milagros.

A pesar de todas las leyendas, predominó la de que San Nicolás era el protector de los marineros y de los niños. Fue de ella que nació la fiesta de los niños a comienzos de diciembre, que se mezcló con el tiempo con la Navidad.

La historia de los niños está muy lejos de ser tierna. Es un cuento de terror de esa época, que habla de tres niños que fueron asesinados por el carnicero del pueblo para poner a salar sus carnes.

Dice la leyenda, que San Nicolás los resucitó con una sola palabra. Desde entonces, su figura de obispo se transformó en el protector de las almas en apuros y sin defensa que, en esa época, sólo eran los marineros y los niños.

La fuerza de su imagen protectora, según la historia de San Nicolás, se impuso rapidamente con una gran aceptación por el pueblo y su devoción se conoció primero en el continente asiático, y luego en todo el mundo.

En un manuscrito del siglo XI, por la época en la que se fundó la iglesia de Saint-Nicolás-des-Champs en París (Francia), se ve la figura del Santo sentado en cátedra espiscopal y dirigiéndose a los tres niños de la leyenda de su pueblo natal.

Según la historia, San Nicolás se hizo personaje de Navidad porque las peregrinaciones que se hicieron de Jerusalén a Bari, para rezar en la tumba del santo, se hacían el 6 de diciembre e incluían fiestas para los niños.

Con el tiempo, al parecer, esas festividades se mezclaron con las de la época navideña y San Nicolás, Papá Noel o Santa Claus, adquirió gran importancia como el protector de los niños y el santo que les trae juguetes en la víspera del 24 de diciembre.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.