HOY COMIENZA EN FIRME PROCESO DE PAZ CON CRS

HOY COMIENZA EN FIRME PROCESO DE PAZ CON CRS

El Gobierno Nacional y la Corriente de Renovación Socialista (CRS) suscribirán hoy, en este lugar, jurisdicción del municipio de Ovejas, el acuerdo que les permitirá sentarse a negociar la paz. La firma de este acuerdo se produce tras numerosos obstáculos que amenazaron, incluso, con abortar el proceso en sus deliberaciones exploratorias.

18 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Todo parece estar despejado para que el Gobierno y la CRS superen sus puntos de vista divergentes sobre varios temas y, a más tardar a finales de febrero, logren un acuerdo definitivo que lleve a la organización guerrillera firmante a su desmovilización.

La Corriente de Renovación Socialista, ala disidente del Eln, sería la quinta organización alzada en armas que se reinserta a la vida civil.

En 1989 se había desmovilizado el M-19 y en 1991 lo hicieron el Ejército Popular de Liberación (Epl), hoy Esperanza, Paz y Libertad; el Partido Revolucionario de los Trabajadores (Prt) y la organización indígena guerrillera Quintín Lame .

La agenda que Gobierno y CRS concertaron en sus conversaciones preliminares contempla el tema de los derechos humanos, la participación ciudadana, la concertación económica, el desarrollo regional, los beneficios jurídicos, la reinserción, la favorabilidad política y la dejación de armas.

La premura para negociar los ocho puntos de la agenda se debe a la proximidad de la contienda electoral. La CRS ha manifestado públicamente su interés de tener representación política en el Congreso, máxime cuando la ya votada Ley de Orden Público faculta al Ejecutivo para conceder curules a los grupos desmovilizados.

Para hoy, se espera en el campamento de paz en Flor del Monte, corregimiento de Ovejas (Sucre), el arribo de la comitiva presidencial encabezada por el ministro de Gobierno, Fabio Villegas Ramírez, y el consejero presidencial para la Paz, Carlos Eduardo Jaramillo.

A Flor del Monte también llegarán José Noé Ríos, delegado presidencial para la zona de Urabá; Gonzalo de Francisco, asesor de la Consejería de Paz; Jorge García, viceministro de Gobierno, y tres delegados internacionales en representación del gobierno holandés, encabezados por su embajador en Colombia, y la organización no gubernamental Pas Christie.

Los recibirán los negociadores de la CRS Jacinto Ruiz, Gabriel Borja y Alfredo Vives y el mediador del proceso, monseñor Nel Beltrán Santamaría.

Las partes suscribirán el documento que da inicio formal a las negociaciones a las 2 de la tarde de hoy sábado.

También viajará el candidato presidencial Antonio Navarro Wolff.

Al acto asistirán como invitados especiales varias organizaciones no gubernamentales del país, representantes de la Iglesia Católica y cerca de 7.000 personas, que desde las 10 de la mañana, saldrán en caravana de Ovejas a Flor del Monte.

Después de la firma, habrá una rueda de prensa convocada por las partes.

Listos para negociar Aun cuando hoy se cumplirá la firma que oficializa las conversaciones entre las partes, de ahora en adelante públicas, la negociación de los ocho puntos de la agenda no comenzará inmediatamente.

La comitiva gubernamental regresará a Bogotá una vez suscriba el acto protocolario.

Los negociadores volverán a reunirse la próxima semana para definir el itinerario que cumplirán con miras a surtir la agenda de negociaciones. Entonces, acordarán si declaran un receso con motivo de las festividades navideñas y de año nuevo, o si, por el contrario, declaran sesiones de trabajo permanentes.

El acuerdo, que se quedó en el tintero por la muerte de dos voceros de la CRS en Blanquicet (Urabá), sufrió modificaciones sustanciales.

Aun cuando los puntos de la agenda se mantienen, los acuerdos posteriores permitieron fijar la participación de sectores distintos del Gobierno y la guerrilla. Así, quedó establecida la intervención de la sociedad civil en la discusión de puntos específicos como el de la reinserción y el desarrollo regional.

También se aprobó la presencia de un observador internacional de carácter no gubernamental desde el inicio de las negociaciones, es decir desde hoy. Esta figura no se había contemplado en el acuerdo inicial.

Así mismo, la CRS le solicitó a la contraparte considerar la posibilidad de debatir en la mesa la delicada situación de orden público de Urabá, zona donde opera el frente Astolfo González, columna que detenta la mayor importancia militar de la organización.

Para ello, solicitaron cese multilateral del fuego en la región y presencia activa de una comisión internacional de derechos humanos. Dicha iniciativa esta siendo evaluada por el Gobierno.

Ocho temas para la reconciliación El Gobierno y la Corriente de Renovación Socialista inician la discusión de la agenda de negociaciones, la cual contiene ocho puntos: 1o.- Derechos Humanos. Se busca discutir su situación actual, sus perspectivas futuras y la identificación de quienes los violan. 2o.- Participación Ciudadana. Básicamente, los mecanismos para que la ciudadanía tenga mayores espacios democráticos. 3o.- Concertación Económica. En este punto se analizarán asuntos como el crecimiento económico y la distribución de la riqueza. 4o.- Desarrollo Regional. El punto busca fortalecer la autonomía y la descentralización. 5o.- Beneficios Jurídicos. Se discutirá la situación legal de los guerrilleros, que puede esclarecerse mediante el indulto y la cesasión de procedimiento. 6o.- Reinserción Económica y Social. Mecanismos alternativos de producción de los guerrilleros reinsertados. 7o.- Favorabilidades Políticas. Aquí es donde el Gobierno, eventualmente, puede ofrecer curules en el Congreso a la CRS. 8o.- Dejación de las Armas. Se discutirá la manera como la CRS abandonará su equipo militar.

Pero además, la CRS buscará concertar con el Gobierno soluciones para la región del Urabá, envuelta en graves problemas de violencia.

Flor del Monte, alegre y desprevenida sede de la paz Flor del Monte es un corregimiento en el norte de Sucre, a dos horas de Sincelejo. Se llega allí por una carretera destapada. La población se compone de unos 1.400 habitantes que desde hace varios días son testigos de este proceso de paz.

El primer teléfono lo instaló el Gobierno para seguir de cerca las negociaciones y mantener contacto directo con los voceros de la agrupación.

Sus moradores se dedican básicamente a la agricultura. Las fuentes de trabajo son escasas y carecen de energía eléctrica. Hay una pequeña escuela, un puesto de salud y una iglesia que se levanta sobre una pequeña plazoleta.

Los guerrilleros montaron campamentos en la entrada del corregimiento. Antes de llegar hay un retén del Ejército y a una prudente distancia, un retén de la guerrilla. Tanto el Gobierno como la guerrilla aspiran a que haya suficiente coordinación para evitar cualquier roce.

El proceso de paz convirtió a Flor del Monte, de la noche a la mañana, en una aldea con mucha actividad. Es esta una región costeña que conserva tradiciones ancestrales, como su apego por la hospitalidad y la música, que con gaitas y tambores alegran las noches calurosas.

La cabecera municipal, Ovejas, tiene unos 800 kilómetros cuadrados, bañados por una red de quebradas y arroyos, como el Mancomoján y Pichilín, que surten amplias zonas de tierra fértil, apta para la agricultura y la ganadería, y desembocan en el Golfo de Morrosquillo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.