EL IRA PUEDE UNIRSE A LAS NEGOCIACIONES

EL IRA PUEDE UNIRSE A LAS NEGOCIACIONES

El movimiento militante Ejército Republicano Irlandés (IRA) puede unirse a las negociaciones ofrecidas por los gobiernos británico e irlandés sin tener que deponer las armas en forma inmediata, dijo ayer el principal funcionario británico para la provincia de Irlanda del Norte. El secretario Patrick Mayhew también afirmó que durante un período de prueba de tres meses, Gran Bretaña pasaría por alto algún esporádico incidente del IRA, luego que esa agrupación haya renunciado a la violencia.

17 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Si abandonaran la acción de justificar el uso de la violencia, les diríamos que vengan a deliberaciones exploratorias, y entre los principales puntos de lo que será relevante figurará lo que ustedes harían con sus armas , agregó Mayhew.

Según el convenio, el proscrito IRA podrá unirse a la etapa preliminar de conversaciones acerca de conversaciones dentro de los tres meses siguientes a su renuncia a la violencia.

Por su parte, dirigentes del IRA mantendrán una reunión secreta este fin de semana para debatir tal respuesta.

El partido legal Sinn Fein, que apoya al IRA, tuvo reacciones limitadas al convenio. Su presidente en Irlande del Norte, Mitchel McLaughlin, expresó desilusión al respecto, pero agregó que el partido necesita tiempo para analizarlo.

Esta aclaración provocó inmediatamente la ira de varios diputados. El conservador David Wilshire afirmó, por ejemplo, que el gobierno cedió ante los terroristas .

El signo más alentador sobre las intenciones de los católicos provino del líder moderado John Hume, que calificó la declaración de paso importante hacia la paz, y anunció que reanudaría muy pronto su diálogo con Gerry Adams, dirigente del Sinn Fein.

Defienden separatismo De otro lado, el líder de los Unionistas Democráticos, Ian Paisley, defendió ayer la independencia del Ulster antes que someterse a la bota de Dublín .

Antes de regresar a Belfast, el dirigente del sector más radical de los unionistas protestantes continuó sus agresivas críticas contra este pacto.

Soy unionista y deseo permanecer en la Unión (de Reino Unido), pero si tengo que decidir entre formar parte de una Irlanda unida o no, elegiré quedarme fuera de una Irlanda unida , explicó Paisley.

Paisley reiteró su rechazo a este acuerdo, que reconoce el derecho de todos los irlandeses a expresar democráticamente su deseo sobre el futuro del Ulster.

El líder de los unionistas celebrará varias reuniones en el Ulster para discutir esta declaración histórica firmada el miércoles en Londres por el primer ministro británico, John Major, y su homólogo irlandés, Albert Reynolds. El acuerdo busca negociar la paz en Irlanda del Norte, donde han muerto más de tres mil personas en 25 años de lucha política y sectaria.

Paisley insistió en que el acuerdo ha sido una traición y cree que la mayoría de la población del Ulster coincide con su opinión.

El otro partido unionista del Ulster, liderado por James Molyneaux, con mayoría en esta provincia británica, se ha expresado con moderación en sus críticas sobre la declaración, que también reconoce el derecho de los habitantes del Ulster a permanecer como parte del Reino Unido si así lo desean.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.