ACOMPAÑEMOS A LOS COLOMBIANOS

ACOMPAÑEMOS A LOS COLOMBIANOS

Es triste decirlo, pero es real: la afición taurina le tiene cierta apatía a los carteles en que figuren únicamente colombianos. Claro que si en el cartel está César Rincón, la cosa es a otro precio. Pero si se habla de tres toreros distintos a él, es casi imposible que se llene una plaza como Bogotá. Se alcanza, a lo mejor, a media entrada. Los tendidos de sol, casi se copan. Pero los de sombra, la afición que más debiera acompañar al torero nacional, que de una u otra manera pudiera contribuir mejor a la fiesta, no asiste. Cómo se quiere entonces que salgan más figuras del toreo nacional? Cómo se les puede exigir, por fin, cuando logran colocarse al lado de dos españoles que alcancen faenas de arte; que tengan los mismos conocimientos que un diestro que viene de torear más de 60 corridas, mientras el colombiano solo ha toreado a lo sumo diez? Esta es una ventaja enorme.

17 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Y cómo pueden responder las empresas taurinas el interrogante de aficionados, ganaderos, empresarios y gente del mundo de la fiesta brava, de por qué no se organizan más corridas durante el año. Es difícil. Sencillamente porque las empresas no pueden montar corridas para perder. Entonces, lo único cierto es que se debe apoyar a los toreros nacionales.

Pero con todo eso, hay que dicir francamente que la gran mayoría de los toreros colombianos están pasando por un momento realmente bueno. Están toreando bien y están haciendo faenas dignas de cualquier plaza de España. Pero infortunadamente tienen que realizarlas en plazas de segunda categoría, donde trascienden poco.

Por eso, y por mucho más, como dice una canción, la afición de Bogotá debe acompañar fervorosa, animada, sin reservas, a la terna de colombianos, que actuará el próximo domingo en la Santamaría. Nelson Segura, Joselito Borda y Jaime Devia, con toros de Orbes.

Sin lugar a dudas que voluntad y ganas no faltan a los jóvenes diestros colombianos. El año pasado, el torero Nelson Segura recibió una cornada cuando lidiaba un toro difícil. Era un toro peligrosísimo, pero al que el torero estaba dominando, pudiéndole, y al que le había realizado una faena valiente y artística. Era admirable ver al joven diestro jugándose la vida en cada pase. Ya todos alistaban los pañuelos para pedir la oreja. Estaba tan entregado, que entró a matar como Dios manda. O tal vez ni Dios quiere que se haga así con un toro tan peligroso. Y se llevó la cornada. Le concedieron la oreja, que le fue llevada a la enfermería por Rafael Gómez El Pollo .

Antes de salir al paseíllo le había dicho a Joselito Borda mientras lo abrazaba emocionado: Vamos a armar la grande, hermano. Juguémosnola toda . Cómo no apoyar a un torero así? Y no se hable de Borda. Es un torero en quien la afición de Bogotá tenía puestos los ojos. Y que ha tenido baches. Y que tiene el valor de reconocer cuándo está mal. Pero es un muchacho con enormes deseos de triunfar, y que tantas veces ha demostrado que puede. Pero que jamás ha declinado en su empeño de ser figura. Y si fracasa en Bogotá continúa calladamente por los pueblos bregando a reencontrarse con toreo bueno y busca otra oportunidad. Y de pronto logra faenas grandes. Pero, en todo caso, es un torero que si se le acompaña y se le apoya, de repente rompe y puede dar sorpresas. Es que, definitivamente, el estado anímico de los toreros es fundamental.

Jaime Devia es un torero que entrena juicioso, es otro luchador. Da espectáculo, pues coloca banderillas con gran exposición. Además Devia, guiado por su padre, que es banderillero, cada vez muestra mayores progresos y reposo ante las dificultades de los toros. Y, sobre todo, le sobra valor.

Entonces, cómo no apoyar a nuestros toreros? La afición tiene que apoyarlos para poder después exigirles. Hay que decirles: aquí estamos. Hemos llenado la plaza, vamos a ver qué demuestran ustedes.

Estamos seguros de que una terna colombiana, con plaza llena, dará una tarde inesperada, si los toros lo permiten. Este domingo es la oportunidad, pues la Corporación, en busca de lograr una buena entrada y que la afición apoye a los colombianos, ha puesto las entradas a precios cómodos. En Cúcuta El próximo 19 de diciembre hará su despedida de los ruedos el veterano diestro Curro Lara, en la ciudad de Cúcuta. Curro Lara es un hombre de mucha arena recorrida. Como que por allá a comienzos de la década del 60 alternó en Manizales con Curro Romero y Antonio Ordóñez. Además, es uno de los muchachos colombianos que por su época más actuó en España.

Para la corrida de la despedida del torero motilón, han sido contratados Joselillo de Colombia y Marcoantonio Girón, con ganado del Capiro de Sonsón. Ojalá se llene la plaza San José de Cúcuca, pues, además, no son muy halageñas las despedidas con escasa concurrencia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.