EN GIRÓN LE PONEN FRENO A LOS TUGURIOS

EN GIRÓN LE PONEN FRENO A LOS TUGURIOS

Girón, conocido por su arquitectura colonial en el área antigua y la enorme colonia de gitanos que se asentó allí en la década de los 70, padece desde hace años el problema de las invasiones en las riberas de los ríos Río Frío y Río de Oro, que atraviesan el casco urbano. Ahora empiezan a concretarse alternativas para recuperar los espacios ocupados. A estas zonas inundables, inestables y erosionadas llegaron 380 familias y construyeron casas con áreas entre los 15 y 50 metros cuadrados en materiales desechables, como tablas, cartones, plásticos y en ocasiones tejas.

17 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Para el alcalde Luis Alberto Quintero, la presencia de estos ranchos no se justifica, pues los riesgos para sus 1.600 habitantes son muy altos. Por esto, se adquirió un lote de 11.47 hectáreas, en donde la Gobernación de Santander construirá 200 viviendas. Las otras 180 familias deberán esperar a que el Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana (Inurbe) termine de desarrollar el programa y se adquiera otro lote.

La población de los barrios subnormales Convivir, Constituyente, Independencia, Bambúes, Inmaculada, Isla Nacional, Isla Río Frío y Brisas del Río es en su mayoría joven (el 96.46 por ciento tiene menos de 50 años), pero afectado por problemas de índole social, como alcoholismo, prostitución, violencia y robos.

Así mismo, los 145 niños sufren continuamente de hongos, anemia, parásitos, infecciones gastrointestinales y dermatológicas. Otro inconveniente entre las familias del sector es el bajo nivel de capacitación intelectual, pues el 60 por ciento de la población ha alcanzado solamente el nivel de primaria; el resto se distribuye desde analfabetos hasta unos pocos bachilleres.

A esto hay que añadirle que el 76 por ciento de las familias tiene ingresos mensuales inferiores a los 65.000 pesos, hecho que dificulta la participación y compromiso de los beneficiarios en los programas de reubicación y el 90 por ciento no cuenta con trabajo estable. Son vendedores ambulantes, chatarreros, areneros, ayudantes de construcción y otros oficios informales.

Un tropiezo serio en estas condiciones fue la exigencia del Inurbe a los adjudicatarios que deberían tener un cinco por ciento del valor de la vivienda en ahorros o cesantías. Ante esto, la comunidad sólo se comprometió a aportar mano de obra, en algunos casos calificada.

Inicialmente, hubo oposición al proyecto de reubicación porque muchos han mejorado sus ranchos, pero finalmente todos aceptaron al considerarlo como un logro en su seguridad habitacional y la consolidación familiar, dijo la socióloga Luz Patricia López, encargada del estudio socioeconómico.

Las obras deben estar concluidas al finalizar el próximo año. Pero no solamente se les entregarán casas. Actualmente hay 200 inscritos en un programa de alfabetización en cinco escuelas, a través del cual se les enseñará a leer y escribir y principios de matemáticas.

Al rescate de una joya colonial Las calles empedradas de Girón y sus casas antiguas que invitan a rememorar lejanas épocas no tendrán que soportar, en el futuro, las molestias del modernismo.

El puente sobre el río Frío y la avenida de Los Caneyes, que serán inaugurados este domingo, permitirán que el tránsito automotor sea desviado del sector colonial.

Las dos obras, junto con otras de infraestructura vial, costaron 900 millones de pesos que, según el alcalde, Luis Alberto Quintero, no provocaron cobros de valorización a los gironeses, pues todo salió del presupuesto y aportes de la Gobernación de Santander.

También se construyó un espacio para cien vivanderos que permitirá sacar el mercado del parque municipal. Y el mercado campesino será trasladado del sector colonial.

Para esta joya colonial, que el 15 enero cumplirá 363 años de ser fundada por Francisco Mantilla de Los Ríos, las obras aumentarán los ingresos del turismo, alternos a la piña y el tabaco, principales fuentes de trabajo de sus 76.980 habitantes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.