SIN PISO MEDIDA SOBRE LOS BUSES

SIN PISO MEDIDA SOBRE LOS BUSES

Un severo traspiés sufrió en los estrados de la Justicia la legislación adoptada en septiembre de 1993 por el Alcalde Mayor de Bogotá, para promover la reposición del equipo automotor de buses y busetas en el Distrito Capital. El Tribunal Administrativo de Cundinamarca dejó sin piso jurídico, de manera provisional, tres artículos del Decreto 568 de 1993.

17 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La Sección Primera del Tribunal, sobre ponencia del magistrado Darío Quiñonez, declaró la suspensión provisional de los artículos 1o., 4o. y 5o. de la citada disposición.

La Sección Primera explicó que el Alcalde se excedió al dictar el Decreto 568, pues asumió una función que sólo le corresponde al Congreso.

En criterio de la corporación, el citado decreto excede el artículo 84 de la Constitución de 1991, según el cual cuando un derecho o una actividad hayan sido reglamentados de manera general, las autoridades públicas no podrán establecer ni exigir permisos, licencias o requisitos adicionales para su ejercicio .

Las normas suspendidas provisionalmente disponían que a partir del 2 de enero de 1994 cada vehículo nuevo debía corresponder a otro que se retirara del servicio, y suspendía la concesión de licencias de funcionamiento a nuevas empresas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.