AL CON PAZ CON LA ALEGRÍA

AL CON PAZ CON LA ALEGRÍA

La XXXVI Feria de Cali se hará este año Al con paz con la alegría . Ese es el mensaje del afiche que promueve el mayor certamen festivo del Valle. Alguien que toca conga, una bailarina de ballet, otra figura que evoca a la mujer bella de Cali y un atleta muestran la diversidad de la cultura local, presente en la feria. Al con paz con la alegría refleja el sentir de una fiesta que se quiere hacer con derroche de entusiasmo, dentro del respeto y tolerancia hacia los demás, para complacer los gustos de todos.

18 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Por unos días, la capital del Valle será el centro mundial de la salsa y el son. Tanto el comité organizador como los establecimientos particulares se han encargado de contratar a los mejores grupos y artistas. Carlos Vives, Jerry Rivera, Celia Cruz, Cheo Feliciano, Los Hermanos Rosario, Pete el Conde Rodríguez, Oscar D León, El Gran Combo, están invitados.

Cali tiene su propia historia musical, que estará presente en esta feria. Guayacán, La Misma Gente, Los Niches, Grupo internacional Los Niches, Son de Azúcar, Canela, D Caché y la prohibida Diana alternarán con los grupos internacionales. Alberto Granados, Reynel y José Darío llenarán el aire con su música nostálgica y de carrilera .

Como cada año, la feria se abre el 25 de diciembre con la cabalgata, que cruza la ciudad de norte a sur y termina en la plaza de toros de Cañaveralejo. Son más de cuatro mil caballistas y casi un millón de personas que se instalan a lado y lado de las principales calles para admirar la belleza de los animales o divertirse con las dificultades que pasan las amazonas para controlar los caballos.

El mismo 25 en la noche, el alcalde Rodrigo Guerrero dará inicio en el Parque Panamericano, al sur, con capacidad para cuarenta mil personas, a la más gigantesca rumba, que se desborda a la calle quinta y vías de los costados.

Será como el despertar de una ciudad que quiere olvidar por unos días los trancones, la inseguridad callejera, los homicidios, el acelere propio de una urbe de casi dos millones de habitantes y emporio industrial y comercial, punto de la apertura.

Por cinco días, de sur a norte, de los barrios del populoso Distrito de Aguablanca, al oriente, a Siloé, Los Chorros concepto de las Calles de Feria .

Junto al tradicional Puente de Chipichape, al norte, como para calmar el guayabo de la noche anterior y ganar energía para la noche festiva, 34 de los mejores restaurantes de la ciudad prepararán lo mejor de sus platos, en el festival gastronómico coordinado por la Asociación Colombiana de Restaurantes (Acodres). Los años dorados tienen su propio espacio en el Gimnasio Evangelista Mora. El lugar que reúne la fuerza del músculo y la velocidad, en encuentros de basquetbol y voleibol, será el sitio para la cita de la gente de la tercera edad. Dúos, tríos y cuartetos entonarán para los ancianos, bambucos y pasillos que les recordarán viejos amores.

Entre las 8 y las 12 de la noche del 28, Cali exorcizará sus problemas y angustias en la pista de patinaje de la Unidad Deportiva Panamericana con la quema de fallas. En un espectáculo multicolor de juegos pirotécnicos, los baches de las vías, los trancones, las basuras en las avenidas, el desempleo, la tramitología oficial, las promesas imcumplidas de los políticos y funcionarios locales y departamentales, serán quemados simbólicamente. El ambiente gris de bares y cantinas de Buenos aires estará presente con el sonar de bandoneones y guitarras en la noche del tango, que tendrá lugar el 27 en el Teatro al Aire Libre Los Cristales. Parejas y grupos de la ciudad ejecutarán sus mejores pasos, y los coleccionistas dejarán escuchar sus preciados discos. Con la organización de la Tercera Brigada del Ejército se realiza el Reinado y la Feria del Distrito de Aguablanca, populoso sector al oriente de la ciudad. La orquesta Son del Trébol del Ejército amenizará el concurso. En Juanchito, a orillas del río Cauca, se hará la regata de areneros.

Entre tanto, los niños tienen su propia feria en el Parque de la Caña, el más grande complejo recreativo popular de Cali. En sus caballistos de palo recorrerán algunas cuadras de la ciudad y desfilarán en coloridos trajes evocando los personajes de las tiras cómicas Cuatro carrozas con motivos infantiles desfilarán el 28 de diciembre Payasos, danzas folklóricas, bailes modernos y teatro infantil alegrarán a los chiquillos.

El Reinado Panamericano de la Belleza se muestra como la novedad, después de cinco años de su suspensión. Hasta ahora han confirmado su participación República Dominicana, Puerto Rico, Paraguay, Honduras, Perú, México, El Salvador, Venezuela, Panamá y Ecuador.

Las reinas arriban el 26 y se alojarán en el hotel Intercontinental y tienen su primera presentación en el Club La Rivera, el 27 desfilan en traje de baño y son la atracción en el desfile del 28. La coronación se hará el 29. Se espera que su participación no se remita solo a clubes privados.

En el más grande encuentro musical, la gente de Cali y los turistas darán un musical adiós al año que termina y a la feria. Cerca de 40 agrupaciones se congregarán desde temprano en el Festival de Orquestas, el certamen más esperado por todos, orgullo para los artistas que participan ante uno de los públicos más exigentes en materia de salsa.

Manejo de la feria La Feria tiene desde hace tres años un manejo empresarial por parte de la Corporación Feria de Cali, entidad de carácter mixto sin ánimo de lucro que tiene como objetivo coordinar y buscar mecanismos para la financiación del evento.

Alvaro Bejarano, director de la Feria en 1988, recibió un superavit de 6 millones de pesos. Anotó que el alcalde de entonces Carlos Holmes Trujillo le pidió organizar un gran evento y montó la calle de la Feria en la calle quinta, a imitación de la calle octava de Miami. Ese año se ganó en seguridad al concentrarse en un sector la Feria, pero hubo un déficit de 13 millones de pesos.

Desde la Fundación de Corfecali por parte de Demetrio Arabia, la entidad empezó a arrojar resultados.

María Eugenia Montoya, directora de la Feria este año y en el pasado, recibió de Arabia un presupuesto de 12 millones de pesos. La Feria de diciembre de 1992 tuvo un costo de 250 millones y dejó 55 millones de utilidades.

Los recursos se utilizan durante el año en programar diferentes espectáculos públicos.

Se estima que este año el evento tendrá un costo de 350 millones. En su mayoría se obtienen de la venta de la Feria a través de contratos de publicidad.

Unas diez entidades, entre ellas el municipio, la Fes, la Cámara de comercio de Cali y el Fondo Mixto del Valle participan de Corfecali. El municipio no hace aportes. Se espera que este año haya exención de impuestos para los espectáculos con taquilla.

De acuerdo con Maria Eugenia Montoya, La feria no trae artistas del exterior, pero contrata algunos de acuerdo con la programación y tiempo, lo mismo que con los grupos locales. Contra lo que pudiera pensar, para el Festival de Orquestas, el mayor evento, los grupos se ofrecen a participar por el prestigio que ha ganado el evento en el país y el exterior.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.