PENSIONES

PENSIONES

Señor Director: Soy un viejo suscriptor de EL TIEMPO y de vez en cuando leo en su periódico la carta de algún pensionado, reclamando, o más bien clamando, por la mejora en sus precarias condiciones de vida. Pero no se ve en sus páginas un artículo de fondo que analice la angustiosa situación de estos servidores que consumieron su juventud y energías al servicio de la patria y que ahora padecen la indiferencia del Estado.

18 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Ni siquiera los políticos de turno, se han acordado de ellos para canalizar sus votos que sumados, son un caudal decisorio para quien los contabilice a su favor, aunque sea con falsas promesas, como ha sucedido con la prima semestral que en algo mejoraría esta situación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.