ROSARIO DE PERLAS

ROSARIO DE PERLAS

Ahora que más que nunca está de moda la expresión dar de baja, pienso que es el momento ideal para emprender una vigorosa campaña encaminada a su erradicación definitiva. Veamos por qué. En primer término, se impone precisar que las definiciones que da el Diccionario de la Academia de dicha locución nada tiene qué ver con la muerte violenta de los seres humanos. La forma en que dar de baja se viene usando en el lenguaje colombiano es bien curiosa. No se da de baja a los ciudadanos honrados y decentes. Sólo a los malhechores. Pues bien: oigamos a la Real Academia, según la cual dar de baja es eliminar a una persona del escalafón o nómina de un cuerpo o sociedad , cumplir las formalidades necesarias para poner a alguien o algo en situación de baja o (en lenguaje militar) tomar nota de la falta de un individuo, ocasionada por muerte, enfermedad, deserción, etc. Entonces, como resulta fácil advertirlo, según las autoridades de nuestro idioma, cuando a alguien se le da de baja, no

17 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Leo en EL TIEMPO (14 de diciembre) un aviso del Banco de Bogotá, cuya leyenda más destacada dice: En 1993 le cumplimos a nuestros clientes . Se me ocurre que los responsables de este solecismo atroz no son los ejecutivos del Banco (aunque pueden serlo), sino los de su agencia de publicidad. No estoy prejuzgando. Sólo sospechando, ya que difícilmente hay lugares en este planeta donde la lengua castellana padezca tantos vejámenes como en las entidades publicitarias, creadoras de aquel horrendo spanglish de donde salieron engendros tales como el repelente verbo posicionar . Y ahora al grano. Es obvio que en el año 93 el Banco de Bogotá les cumplió a sus clientes que, como bien sabemos, son muchos millares. Sólo sería correcto decir le cumplió si esta centenaria institución crediticia tuviera un clientecito solitario, en cuyo caso ya estaría en la quiebra más escandalosa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.