Secciones
Síguenos en:
VAMOS HACIA UNA RED VIRTUAL

VAMOS HACIA UNA RED VIRTUAL

Aunque le hubiera gustado estar mucho más tiempo al frente de la entidad, los cuatro años que Juan Carlos Castañeda se desempeñó como director ejecutivo de la Red Multicolor, fueron suficientes para consolidarla como una de las instituciones de vanguardia dentro de la banca electrónica de Colombia. VER CUADRO: LA RED MULTICOLOR EN CIFRAS)

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de abril 1996 , 12:00 a. m.

En su opinión, cuáles fueron sus principales realizaciones como director de la Red Multicolor? Tal vez lo más importante ha sido que durante este tiempo he tenido la oportunidad de ver el verdadero despegue de la Red. Cuando la recibí, recién se estaban consolidando todas las realizaciones de mis antecesores. Lo que hice yo fue cosechar. Cuando recibí la Red estaba floreciendo toda esta siembra de infraestructura de negocios y tecnología.

En segundo lugar surgió la oportunidad de realizar el negocio de tarjeta de crédito, hoy igual en términos de ingresos para los asociados a la Red.

Y en tercer lugar, mencionaría los proyectos de tecnología de vanguardia que estamos adelantando en el tema de tarjeta inteligente, que creo va a revolucionar la plataforma de los medios de pago en Colombia.

Por último, lo que se nos viene hacia el futuro es adecuarnos a la nuevas tecnologías en comunicaciones en donde Internet juega un papel importantísimo. Yo creo que el rumbo de las redes como están concebidas hoy, va a cambiar dramáticamente con la llegada de esta macroautopista de la información.

En las proyecciones que usted hace hacia el futuro, cuál va a ser el papel de la Red? La Red Multicolor cada día está llamada a facilitar los pagos en genérico, tanto en el comercio como desde la propia casa.

Lo que estaremos viendo muy pronto es que estas redes de servicio de pagos se van a volcar más hacia el usuario, lo cual lleva a la completa descentralización de la banca, a que se vuelva una banca en casa con todos los servicios de pago a la mano. Allí encaja toda esta tecnología.

Como Red, nuestra labor será más de coordinación y control que de generar infraestructura, porque ya está dada.

Las redes como están concebidas hoy en día van a desaparecer y van a quedar unas entidades mucho más virtuales, pero mucho más prácticas y cercanas al usuario.

La tecnología seguirá marcando la pauta en la evolución del sistema financiero colombiano? Definitivamente. Ninguno de nosotros se alcanza a imaginar lo que va a pasar mañana. La revolución que se está viviendo con Internet es apenas la punta del Iceberg. Esto es de unas dimensiones y de una profundidad inimaginables.

A dónde vamos a llegar? El efectivo realmente va a desaparecer? Yo creo que sí. No alcanzo a pensar en el día en que desaparezcan los billetes, porque me da susto, pero a la velocidad que vamos la sustitución va a ser muchísimo más importante de lo que ha sido hasta el momento.

Yo sí me atrevería a decir que el fenómeno de sustitución del efectivo y el cheque se va a seguir dando y que va a tener una aceleración, gracias a todos estos avances tecnológicos.

La complejidad del mundo moderno obliga a que las transacciones de todo orden se hagan donde el usuario final esté, sea la casa o la oficina, donde es muy difícil transar con efectivo. Allí se tiene que manejar otro sistema de pago.

En términos generales, lo que uno ve en el mundo es eso: cada vez más el dinero electrónico gana más y más espacio frente a los medios de pago tradicionales.

Qué ha sido lo más difícil de manejar los intereses de 11 entidades distintas? Conciliar los intereses de todos, porque cada entidad tiene su propio enfoque de negocios.

Que ellos entiendan el negocio de la Red como independiente de sus negocios particulares, ese ha sido para mí el punto más difícil y ha sido la eterna lucha.

Se notan mucho las diferencias entre las distintas entidades, especialmente en materia tecnológica? Ha sido una limitante para un mejor desarrollo de la Red? Siempre que se pretenden lograr estándares muy altos y se tienen participantes heterogéneos, siempre se van a tener fuerzas que tienden al promedio. La Red no es la excepción. Eso es un fenómeno normal.

Pero lo que han logrado las corporaciones en materia de desarrollo tecnológico alrededor de la Red Multicolor es impresionante. Están lejos y por encima de otras entidades con mucho más recorrido en el negocio financiero.

Cómo se imagina a la Red Multicolor en 10 años? La veo más como un gestor de productos y servicios que como una red de conexiones y comunicaciones electrónicas.

El negocio de las comunicaciones va a ser suplantado por las megaautopistas de la información que ya están en el mercado.

Nos queda el concepto y el corazón del negocio, que es el desarrollo de puntos comunes para que se puedan realizar transacciones de pago. En la conceptualización, en la facilitación, en la administración y en el control de estos esquemas de pago estará la misión de lo que podría llamarse la Red Multicolor del año 2005.

La revolución de los medios de pago Cuál ha sido el papel de la Red Multicolor en la democratización del acceso al sistema financiero en el país? Es quizá lo que le dio origen a este negocio. Visionariamente, sus creadores pensaron que el sector financiero como estaba concebido no le daba acceso a una gran masa de clientes de clase media y media-baja que, por el mismo perfil de los productos bancarios, no cabían allí.

Lo que las corporaciones lograron con un gran impacto social y económico para el país fue diseñar productos para estos clientes y traerlos al sector financiero de una manera muy agresiva y moderna.

El diseño de una cuenta de ahorros, con acceso a través de una tarjeta con banda magnética, que le permite tener acceso a sus fondos en cualquier ciudad del país, a cualquier hora, es un desarrollo formidable.

Estamos viendo un fenómeno impresionante de democratización de la banca, desde el punto de vista de los servicios.

La Red Multicolor ha jugado su papel allí; ha sido uno de los entes facilitadores para que los servicios bancarios lleguen a mucha más gente, de una manera más eficiente y masiva.

Las corporaciones potenciaron el desarrollo de la banca personal de tal forma, que dejaron atrás al sistema bancario tradicional. Desarrollaron tal cantidad de productos con un nivel de eficiencia y sencillez, que los bancos están tratando de adoptar muchos de sus desarrollos para ganar participación en el mercado de las personas naturales.

El impacto ha sido dramático.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.