Secciones
Síguenos en:
TRAS LOS BIENES DEL CARTEL DE CALI

TRAS LOS BIENES DEL CARTEL DE CALI

La Fiscalía lanzó otra gran ofensiva contra el cartel de Cali. Después de los ataques jurídicos, ahora decidió echarles mano a los bienes de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, de Víctor Patiño Fómeque, de Henry Loaiza, de Jesús Chucho Sarria y de Alberto Giraldo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Desde hace pocos días empezó la ocupación y el decomiso de 325 propiedades. Los capos se están quedando sin sus modernos edificios, sin las complejas urbanizaciones, sin los lotes baldíos, sin los penhouse.

En adelante tampoco tendrán las haciendas de más de 700 hectáreas, y muchas de sus cuentas corrientes y de ahorros se quedarán sin un solo peso.

El decomiso de la Fiscalía se fue hasta el último detalle. De manera que también empezaron a llevarse electrodomésticos, obras de arte, maquinaria agrícola, joyas, títulos valores, dinero, vacas, toros, terneros, y todos y cada uno de los objetos que permanezcan en las propiedades de narcotraficantes y testaferros.

Hace varios años, en épocas de Pablo Escobar y de Gonzalo Rodríguez Gacha, los decomisos se hicieron en grande. Hubo mucho ruido, pero en buena parte de los casos las propiedades tuvieron que ser devueltas.

Ahora es distinto. Como el enriquecimiento ilícito es delito, y los procesados tienen sobre su cabeza esta acusación, los bienes decomisados difícilmente pueden ser suyos.

Esta vez la mafia ya perdió de por vida muchos bienes, y a medida que avancemos en la investigación, seguirá perdiendo muchos más , dijo un investigador de la Fiscalía.

En el fondo, se trata de que, una vez haya condena, la cual implica multas e indemnizaciones al Estado, el narcotraficante termine pagando en cárcel y en pesos el enriquecimiento ilícito y el deterioro moral de la sociedad por sus acciones delictivas, tal como lo ordena la Constitución Nacional en su artículo 34.

No se puede albergar ninguna dubitación sobre la gravedad y vastedad de la precariedad a que someten estos ciudadanos a Colombia y el mundo, dañando los valores morales del individuo y la sociedad, hasta el punto de colocar al borde del abismo a gobiernos y clase política que de una u otra forma han resultado penetrados por los recursos obtenidos al margen de la legalidad , dijo el investigador de la Fiscalía.

Cómo llegaron La Fiscalía comenzó investigando a los Rodríguez. Así, cayeron: Inversiones Ara Ltda., Inversiones Rodríguez Arbeláez y Cía., Inversiones Rodríguez Ramírez S. en C., Inversiones Rodríguez Moreno y Cía. S. en C., Inversiones Camino Real S.A. e Inversiones Miguel Rodríguez e Hijos S. en C.

El segundo paso fue seguirles la pista a los propietarios de estas empresas. Entonces, supieron que algunos de ellos eran: William Rodríguez Abadía, Alexandra Rodríguez Mondragón, Humberto Rodríguez Mondragón y Amparo Arbeláez Pardo. Todos familiares muy cercanos de los Rodríguez.

Lo que a grupo especializado de fiscales se le hizo muy raro fue que la mayoría de ellos resultaran ser menores de edad, y concluyeron que en tan poco tiempo no es lógico que se amasen fortunas.

Tan efectivos fueron los resultados de la investigación a los Rodríguez, que el mismo esquema se aplicó a los demás investigados , dijo el investigador.

Sin embargo, la última palabra, en el caso de los Rodríguez, no está dicha. La Fiscalía sabe muy bien de su incuestionable habilidad y la de sus abogados para interponerse en los pasos que dé la justicia.

La búsqueda aún no termina. Pero de lo que sí están seguras las autoridades es que los bienes quedan en manos de la Dirección Nacional Administrativa y Financiera de la Fiscalía y de la Dirección Nacional de Estupefacientes.

Y están seguras, también, de que lo decomisado suma bastantes ceros a la derecha, pues aún no han podido precisar la cifra.

Sólo unos cuantos millones en cinco años en los últimos cinco años, las autoridades han incautado cerca de 260 mil propiedades de los narcotraficantes, pero más del 70 por ciento de ellas han tenido que ser devueltas a sus propietarios. En poder del Estado hay alrededor de 80 mil bienes Estos es lo que ha pasado con las fortunas de algunos de los principales capos: Pablo Escobar: La mayoría de sus bienes figuran a nombre de amigos y familiares. En diciembre de 1991, Escobar vendió cinco predios de la Hacienda Nápoles, los únicos que no aparecían hasta entonces como propiedad de familiares o testaferros. Simbólicamente negociaron, cada uno, en cerca de 10 millones de pesos, aunque un solo predio está avaluado en cinco mil millones de pesos.

Los Ochoa: Fabio Ochoa Vásquez aceptó que fue narcotraficante y fue condenado a 8,5 años de prisión y a entregar 9,7 millones de pesos y bienes por 2 millones de dólares. Juan David pagó 450 mil dólares en bienes y cien salarios mínimos. Y Jorge Luis Ochoa entregó cien salarios mínimos y la hacienda Santa Clara, en Codazzi (Cesar), cuyo valor se estimó en 2 mil millones de pesos.

Estos tres hermanos han sido los más beneficiados por la política de sometimiento a la justicia. La justicia sólo les ha podido quitar lo que ellos han reconocido como enriquecimiento ilícito. En menos de dos años, los tres tendrán sus cuentas saldadas con ella y podrán disfrutar de una fortuna calculada en 5 billones de pesos, fortuna que incluye un millón de hectáreas en tierras.

Rodríguez Gacha: Las arcas de la Nación se quedaron con 35 millones de dólares, representados en lingotes de oro y canecas de dólares incautados en operaciones en fincas de El Mexicano en Cundinamarca. El Consejo de Estado no admitió las demandas de los familiares.

Carlos Lehder: Porque la justicia se demoró más de una década en dictar sentencia definitiva sobre su caso, Carlos Lehder estuvo a punto de recuperar parte de una millonaria fortuna incautada hace más de diez años por las autoridades colombianas. Entre otras cosas, lo incautado incluye dos grandes haciendas ganaderas en los llanos orientales, joyas y 1,5 millones de dólares..

Leonidas Vargas: Con la condena a 26 años de prisión de Leonidas Vargas, El Viejo , también el Estado determinó la confiscación de la totalidad de sus bienes y la imposición de una multa equivalente a 5.332 millones de pesos.

Juan Diego Arcila: El 27 de septiembre de 1990, la IV Brigada del Ejercito Nacional allanó la comercializadora de Autos la 65, ubicada en Medellín, de propiedad de María Rocío Henao de Arcila, madre de Juan Diego, alias El Tomate . En la comercializadora se encontraron finas porcelanas, televisores, una mesa de billar, neveras, dos vehículos, cuatro motocicletas y, además, un baño turco, un yacuzzi y un sauna. La propietaria presentó los certificados que demostraban que se trataba de un negocio familiar, de ella y sus hijos Adriana, Beatriz, Santiago, Carlos Alberto y Juan Diego. Los documentos estaban en regla. El 4 de enero del año pasado, la Dirección Nacional de Estupefacientes recibió la orden de devolver lo decomisado.

DECOMISOS CARTEL CALI * Miguel Rodríguez Orejuela, señalado capo del cartel.

Propiedades decomisadas: 119 Aunque logren recuperar su libertad, los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, señalados por las autoridades como los números uno y dos del cartel de Cali, no podrían volver a disfrutar de varias de las costosas propiedades que poseen.

La Fiscalía dispuso el embargo y secuestro de propiedades que los Rodríguez tienen en Bogotá, Valle y San Andrés.

En adelante, deberán irse olvidando de 35 lotes, 4 modernos edificios, 11 locales comerciales, 5 amplias casas, 4 penthouses y 3 apartamentos, en cuyas escrituras aparecen como dueños. También tendrán que irse despidiendo de 3 oficinas, 12 carros, 20 parqueaderos y 4 bodegas.

Además serán ocupadas las 18 sociedades Inversiones Ara Ltda., Inversiones Rodríguez Arbeláez y Cía, Inversiones Rodríguez Ramírez, Inversiones Rodríguez Moreno y Cía, Inversiones Camino Real S.A., Inversiones Miguel Rodríguez e Hijos, Export Café Ltda., Mariela de Rodríguez y Cía., Inversiones Maquilón Maquilón, Comercializadora Agropecuaria La Estrella Ltda., distribuidora El Diamante Ltda. y La Loma Ltda., Seguridad Hércules, Representaciones Jaiger Ltda., Comercializadora de Carnes El Pacífico Ltda., , Constructora Tremi Ltda., Asesorías Cosmos Ltda. y Representaciones Renzu Ltda.

* Víctor Patiño Fómeque, el sexto del cartel.

Propiedades decomisadas: 62 El sexto hombre del cartel perderá según la investigación de la Fiscalía 12 haciendas, un número similar de lotes, 4 casas, 2 establecimientos comerciales, 2 apartamentos y 2 edificios.

La entidad también dispuso el embargo y secuestro de 6 garajes, una urbanización, una oficina, 8 vehículos, y 4 armas de fuego. La mayoría de las propiedades se encuentran en el Valle y Bogotá.

Igualmente, el grupo de fiscales ordenó el embargo y retención de los dineros que Patiño posee en la cuenta corriente No. 069630118326 de la Caja Agraria, sucursal Buenaventura; en la cuenta de ahorros No. 8023-09166-9, en la oficina de Granahorrar de la misma ciudad; y en otras 6 cuentas corrientes.

Otras cuentas corrientes abiertas en Bogotá también son investigadas por la Fiscalía para su posterior decomiso.

La Fiscalía está investigando, además, el origen de otros cuatro edificios, 23 vehículos, 19 empresas y 27 motonaves, para su posterior decomiso u ocupación.

Los investigadores, igualmente investigan el origen de las propiedades de 26 supuestos testaferros de Patiño Fómeque.

* Henry Loaiza El Alacrán , sétimo del cartel.

Propiedades decomisadas: 50 La mayoría de las propiedades de quien es considerado por las autoridades como el número 7 del cartel, se encuentran en el Valle.

Allí, la Fiscalía ordenó el embargo de 3.084 hectáreas de terrenos que ocupan 27 haciendas y 14 lotes. Además ordenó la ocupación de una estación de gasolina, de 2 casas y de un penthouse.

Los investigadores también ordenaron el embargo de las acciones que posee El Alacrán en las sociedades V & H Inversiones Ltda. y Sociedad Loaiza Díaz y Cía.

También quedaron incautadas las acciones de Loaiza en el Banco Ganadero, principal Cali, que funciona en la carrera 5 no. 13-83 de esa ciudad.

Loaiza tampoco contará de ahora en adelante con su participación en 3 sociedades y 2 carros ni los bienes muebles, enseres, electrodomésticos, obras de arte, maquinaria agrícola y joyas, así como títulos valores, dinero, ganado vacuno y demás objetos que se encontraron en estos inmuebles.

Así mismo, la Fiscalía investiga 18 empresas más que pertenecerían al capo, 26 vehículos, los dineros de 2 cuentas corrientes y a 15 presuntos testaferros y sus propiedades.

* Jesús Sarria, señalado testaferro del cartel.

Propiedades decomisadas: 82 Este ex policía, señalado por las autoridades como el principal testaferro del cartel, y esposo de la tristemente célebre Elizabeth Montoya, la conocida Monita retrechera , es otro de los damnificados con la investigación de la Fiscalía.

Sarria perderá propiedades ubicadas en San Andrés, Valle, Cauca y Bogotá, entre ellas, 11 lotes, 6 apartamentos, 11 vehículos, 8 cabañas, 4 establecimientos comerciales y el famoso Hotel Marazul Resort.

Embargados y secuestrados quedaron, además, 8 embarcaciones, 3 parqueaderos de botes, 2 haciendas, una urbanización, una oficina, una finca, 5 garajes, 4 bodegas y una casa.

La Fiscalía ordenó, también, el decomiso de 4 armas, el dinero de dos cuentas corrientes y la participación en 9 sociedades.

El grupo de fiscales busca pruebas para ordenar el secuestro de otras 22 propiedades en Bogotá, el embargo de los dineros que se encuentra depositados en dos cuentas corrientes y el decomiso de bonos, títulos de ahorro, divisas extranjeras y depósitos de dinero a cualquier título registrados en las cuentas.

Igualmente, el embargo de las cuotas de las acciones de la sociedad Sarria Agredo Jesús Amado, la inmovilización de un automóvil y 3 armas de fuego.

* Alberto Giraldo, sindicado testaferro del cartel.

Propiedades decomisadas: 12 Las autoridades dicen que Alberto Giraldo, veterano periodista, es testaferro y relacionista público del cartel.

Sus propiedades, aunque no tan numerosas como las de otros señalados testaferros, se encuentran en Bogotá, Huila y Magdalena.

Entre los bienes que perderá están 5 fincas (una de 414 hectáreas y otra de 42) y un apartamento.

También, la Fiscalía ordenó el decomiso de 2 garajes, un depósito, una oficina y un carro.

El carro es un Mitsubishi, de placas BBT-728.

Las autoridades también ordenaron el embargo de las acciones que Giraldo posee en la sociedad Giraldo Ayala Ltda., constituida mediante escritura No. 2442 del primero de diciembre de 1987, de la Notaría 14 de Bogotá, inscrita en la Cámara de Comercio el 17 de diciembre del mismo año bajo el No. 224.985 del libro IX. Matrícula No. 312770.

Los investigadores también buscan otras propiedades de girado que estarían en poder de otras personas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.