ARGENTINA, MEJORÓ Y SE TOMÓ LA REVANCHA, 2-1

ARGENTINA, MEJORÓ Y SE TOMÓ LA REVANCHA, 2-1

La selección argentina de fútbol, en su mejor partido en mucho tiempo, doblegó ayer a Alemania por 2 a 1, en un cotejo amistoso disputado en el estadio Orange Bowl de la ciudad estadounidense de Miami. Abel Balbo, de cabeza a los 64 minutos, señaló el gol del merecido triunfo argentino que puso fin al invicto alemán del año 1993 y permitió al equipo de Alfio Basile recobrar parte del prestigio perdido en su agónico camino de clasificación al Mundial 1994.

16 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Hernán Díaz, con un soberbio disparo desde fuera del área, había abierto la cuenta a los 5 minutos, y Andreas Moeller marcó de cabeza el empate parcial, apenas tres minutos más tarde.

El equipo suramericano se fue ovacionado del estadio, al que asistieron 35.221 espectadores incluyendo millares de argentinos residentes en Miami que marcaron un nuevo récord para un partido de fútbol en el Orange Bowl.

Argentina definió el partido en la segunda etapa, donde se adueñó del medio campo en base al buen trabajo de Hugo Pérez, el toque de Leo Rodríguez y la marca de Alejandro Mancuso y Diego Cagna.

Los alemanes, con Lotthar Matthaus siempre en su posición de líbero, no tuvieron claridad y sólo llegaron en la segunda etapa con centros al medio del área.

Los argentinos pudieron inclusive aumentar tras el gol de Balbo. Un remate de Pérez desde afuera del area pegó en el travesaño y un minuto después, Medina Bello se perdió el tercero al desviar su disparo junto a un palo tras una gran combinación con Balbo.

Formaciones: Argentina: Goycochea; Díaz, Vásquez (Berelli), Ruggeri y MacAllister; Pérez, Mancuso, Cagna y Rodríguez (Monserrat); Medina Bello y Balbo. DT: Alfio Basile.

Alemania: Kopke; Brehme, Kohler, Helmer y Buchwald; Effenberg, Matthaeus, Hassler y Moller (Sammer);. Kirsten y Klinsmann (Thom). DT: Berti Vogts.

Otro amistoso La selección de fútbol de Brasil, que cuenta con amplias simpatías entre la afición al fútbol de la ciudad de Guadalajara, se enfrentará este jueves por vigésima vez a la de México.

Los brasileños, que viajaron a México en dos grupos, debido a los compromisos de la Copa Intercontinental disputada por los jugadores del Sao Paulo, no contarán para estos partidos con sus dos astros, Bebeto y Romario, del Barcelona, y ambos se encuentran en España.

Ambos jugadores no recibieron la autorización para jugar con su selección este partido amistoso, el último que realizará en el presente año el equipo brasileño.

La selección de México, por su parte, tendrá algunas dificultades debido a la serie de lesiones que ha afectado a algunos de sus principales jugadores, como la posible ausencia de Ramón Ramírez.

Carlos Alberto Parreira, seleccionador brasileño, señaló a su llegada a México que le gustaba el estilo de la selección local, además de su velocidad y su vocación ofensiva y de recuperar el balón en todo momento.

El técnico brasileño indicó que éste será un gran partido amistoso, pues considera que México tiene jerarquía e incluso comentó que no le gustaría tener que enfrentarse con esta selección en la primera ronda del Mundial de Estados Unidos-94.

Por su parte, el seleccionador mexicano Miguel Mejía Barón, quien pese a que sus planes se vieron modificados por las lesiones de jugadores como Missael Espinoza, expresó su confianza en el grupo que ha convocado, y espera que el equipo muestre nuevamente la personalidad que mostró durante la Copa América.

En Guadalajara, los aficionados esperan con ansias la disputa del encuentro, y las localidades para el encuentro se agotaron casi desde el mismo momento en que los fueron puestas en venta.

Brasil tiene, por historia, una gran ventaja sobre la selección de México, pues en 19 encuentros que han disputado, ha ganado 12, ha perdido dos y han empatado en 5 ocasiones.

México buscará romper con el dominio brasileño este jueves y obtener un triunfo sobre el conjunto comandado por Parreira. La última vez que una selección mexicana superó a la de Brasil fue hace 25 años, el 30 de octubre de 1968, en un partido amistoso disputado en Rio de Janeiro, donde los mexicanos se impusieron por marcador de 2-1.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.