CLINTON TACAÑO

CLINTON TACAÑO

Concluyó en un desastre el intento del presidente Bill Clinton, de visita en Nueva York, de hacer sus compras navideñas en una de las grandes tiendas de Manhattan, sobre la Quinta Avenida. El tráfico sobre la principal avenida de Manhattan permaneció bloqueado durante más de una hora, lo que creó terribles atascamientos en una gran área de Nueva York.

16 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Pero el desastre alcanzó también a las grandes tiendas Saks, que durante veinte minutos quedaron absolutamente paralizadas y, lo peor, todo por nada: el presidente se limitó a curiosear entre corbatas y guantes, miró el precio de un traje Armani... y no compró nada.

Más éxito tuvo Clinton en su expedición al negocio de souvenirs del Museo Metropolitano, donde compró un echarpe y un collar para Hillary, y un chal de seda y una cadenita para su hija Chelsea. El presidente pagó con su tarjeta de crédito, y luego le dio los paquetes a un agente del servicio secreto.

Si los regalos eran una sorpresa para su familia, le salió todo mal al presidente: la prensa estadounidense ya publicó la lista completa de presentes que adquirió Clinton.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.