EL DÓLAR

EL DÓLAR

La caída de la cotización de la llamada Tasa de Cambio Representativa del Mercado, TSRM, es motivo de justificada alarma para los exportadores y por qué no? para los banqueros que han visto perder valor aceleradamente a sus inversiones obligatorias en divisas. Esta tasa refleja efectivamente las condiciones de la oferta y la demanda de dólares en el mercado, por lo cual su baja en las últimas cuatro semanas que equivale a una apreciación o revaluación del peso señala la existencia de un exceso de dólares en la economía. La preocupación de los agentes económicos es, en parte, producto de la novedad. La vigencia de un sistema de control de cambios por cerca de 25 años, que a la hora de la verdad implicaba una sustentación absoluta del precio del dólar por parte del Banco de la República y, además, la programación de su movimiento dentro de la política que se conoció como de devaluación gradual o gota a gota , hacían predecible la evolución de la tasa de cambio. Los exportadores sabí

16 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Pero no debería haber razón para el pánico. De una parte, el exceso de dólares parece originarse en un ingreso extraordinario de recursos proveniente de créditos externos. De otra, es bien sabido que en este año se generó un déficit comercial; es decir que las importaciones superarán en aproximadamente 1.000 millones de dólares a las exportaciones, lo cual conduce, ineludiblemente, a que se eleve en algún momento la demanda de divisas para pagar las mayores importaciones. Adicionalmente, hay consenso sobre el peligro que representaría una revaluación de la tasa de cambio como consecuencia de un incremento del endeudamiento externo, público y privado. Lo que ocurre, entonces, es que los mercados funcionan, lo cual implica que los precios el del dólar, en particular oscilan: se mueven hacia arriba y hacia abajo.

A pesar de lo anterior hay que reconocer la necesidad de que el Banco de la República evite los movimientos bruscos del dólar por su efecto desestabilizador en las expectativas de los empresarios, como aparentemente ha comenzado a hacerlo. Porque no es fácil el ajuste de los agentes económicos a un cambio tan profundo en el entorno que rodea su operación como el que se ha producido en este país en los últimos tres años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.