CUBA: NO A LUCHA ARMADA

CUBA: NO A LUCHA ARMADA

El canciller cubano, Roberto Robaina, dijo ayer que la lucha armada no es la vía para lograr las conquistas sociales de los pueblos hoy en día, pues aunque en una época fue, a su juicio, el mejor camino, las circunstancias han cambiado sustancialmente. En una conferencia de prensa que concedió en compañía de la cancillera colombiana, Noemí Sanín, Robaina precisó que su visita a Colombia no tiene por objeto comprar petróleo, sino suscribir una serie de acuerdos bilaterales, los primeros después de que se restablecieron las relaciones entre los dos países hace mes y medio.

14 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Ante la prensa nacional y extranjera, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Roberto Robaina, afirmó que la lucha armada que promueven los grupos guerrilleros no es el camino ideal para avanzar .

Robaina dijo que el gobierno cubano ha reiterado en diversas oportunidades su rechazo a la vía armada como fórmula para conquistar el poder, especialmente ahora que el mundo vive oc ante otra realidad.

Cuando se le preguntó por la actitud, hoy, del gobierno de Fidel Castro frente a las guerrillas que aún practican los postulados de la revolución de los años 60, Robaina respondió: Insisto: en lo que en su momento ocurrió, a un momento respondió. Cuba ha dicho que hoy el mundo vive otra realidad y los gobiernos han dado las condiciones para que esos grupos desaparezcan; cuando nuestro país ve eso, lo respalda y respeta .

El canciller cubano realiza una visita oficial de tres días a Colombia, la primera desde que se restablecieron las relaciones diplomáticas entre los dos gobiernos, el pasado 28 de octubre.

Roberto Robaina y la ministra de Relaciones Exteriores, Noemí Sanín de Rubio, suscribieron ayer un acuerdo que busca la creación de una comisión binacional permanente que se encargará de la evaluación de un esquema de colaboración entre los dos países.

Dicha comisión se ocuparía del intercambio de especialistas y científicos, la concesión de becas de estudios, la utilización de equipos e intalaciones industriales, el intercambio de comunicación y la cooperación técnica.

Lo que vemos con mucho interés es la actitud de Cuba que escucha opiniones; han venido más de 20 personas a oír lo que estamos haciendo en Colombia; cómo miramos el mundo, el proceso económico y político; estamos escuchando sus experiencias en educación, deportes, farmacéutica y biotecnología , dijo la ministra Sanín.

A su turno, Robaina afirmó que su país también anda en busca de un revolcón en el terreno comercial, económico y político, los tres pilares que piensa conquistar con los demás países de América Latina. Cuba no tiene la desgracia de los terremotos, pero para los revolcones estamos preparados... Colombia, como parte de Latinoamérica, es para nosotros una zona privilegiada en esa gigantesca apertura que muestra el mundo exterior y el capital extranjero , expresó. Vientos democráticos? Luego de suscritos los acuerdos por los dos cancilleres, Robaina fue sometido a un bombardeo de preguntas por los periodistas reunidos en el Palacio de San Carlos.

La mayoría de los interrogantes apuntaban a establecer si los acuerdos que comienzan a abrirse paso con Colombia obedecen también a una mayor apertura democrática en la isla que gobierna desde hace 34 años Fidel Castro.

Está claro que son nuevos los tiempos que la humanidad vive, es un mundo cambiante y a ese mundo mi país no le va a dar la espalda sino que pretende insertarse en él. Para nosotros, lo esencial es no renunciar a proyectos sociales importantes como la salud, la educación, los deportes y la soberanía, la posibilidad de hablar con voz propia , afirmó.

Dijo, además, que aunque reconoce que el lenguaje utilizado hoy por Estados Unidos para referirse a Cuba no es tan agresivo como en otras administraciones, eso no significa que deban generarse falsas expectativas .

Por su parte, la ministra Noemí Sanin reiteró que las relaciones internacionales de Colombia están basadas en el principio de respeto a la autodeterminación de los pueblos, contemplado en la Carta de las Naciones Unidas y la propia Constitución Nacional.

Nos gustaría que Cuba sola llegue a su transformación; esta visita y estos acuerdos a que estamos llegando son con total respeto por la circunstancia interna de Colombia; esa es la garantía que nos da Cuba y es la misma política que empleamos nosotros con ellos , expresó Sanín. No vine por petróleo Robaina aseguró que su intención no era aprovechar la coyuntura de los dos países para adquirir crudo colombiano y refinarlo en la isla. Nosotros carecemos de divisas para comprar petróleo. El negocio de la refinería es para quien quiera hacer un proceso de inversión en Cuba , aclaró.

Igualmente, dijo que la política de su país no era esperar a ver qué le ofrecían las demás naciones, sino mostrar también qué ofrecen ellos en diferentes campos.

Respecto a la violación de los derechos humanos, Robaina dijo que aunque su país no es ajeno a esta problemática, no somos la variante que se quiere presentar como la violación masiva y flagrante de los derechos humanos. Mi país no es ni el infierno ni el paraíso que pintan, pero estamos buscando el término medio .

Durante su permanencia en Colombia, el canciller cubano ha sostenido reuniones con el presidente César Gaviria y los ministros de Comercio Exterior, Juan Manuel Santos, y de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, con quienes dialogó sobre el futuro de las relaciones binacionales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.