ORATORIO DE NAVIDAD DE BACH:

ORATORIO DE NAVIDAD DE BACH:

14 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

En la noche del viernes 3 de este mes, la Orquesta Sinfónica de Colombia, o mejor la parte de ella requerida para el caso, presentó en el Teatro Colón el vasto Oratorio de Navidad de Juan Sebastian Bach. La presentación fue anunciada como concierto especial en homenaje al autor de estas líneas en sus 90 años, circunstancia que este debería pasar por alto en su tarea de dar la consabida cuenta que suele ofrecer de las diversas manifestaciones de la vida musical en Bogotá, objeto de esta columna. Pero en esta ocasión se ve movido a tratar de dar gracias a los promotores del homenaje. Son ellos el Instituto Colombiano de Cultura, con sus directores saliente y entrante, Ramiro Osorio y Juan Luis Mejía, con su séquito de colaboradores, y de modo particular la dirección del Colón, con Luz Stella Rey de Romero a la cabeza, y la Orquesta Sinfónica de Colombia, en esta ocasión bajo Federico García Vigil, y a todo su personal artístico y administrativo. A todos ellos, quien escribe rinde tributo de agradecimiento por la merced generosamente dispensada, si bien ella estuvo muy por encima de los merecimientos de quien la disfrutó.

Dejando de lado lo meramente personal, es del caso consignar que la obra escogida (o mejor el conjunto de obras que la conforman) recibió la debida atención de sus intérpretes. Fueron ellos la mencionada sección de la orquesta bajo el citado maestro uruguayo García Vigil; la Sociedad Coral Santa Cecilia, a cargo de Alejandro Zuleta Jaramillo, y los solistas Claudia Guarían, Ana Saturia Franco, Kurt R. Hansen y Alfredo Landinez, en su orden soprano, mezzosoprano, tenor y barítono.

La creación agrupada bajo el nombre de Oratorio de Navidad, como observamos arriba, es en realidad un agregado de seis cantatas, cada una de ellas tan extensa como las de buena parte de las más de 200 cantatas (religiosas y profanas) que de Bach se conservan. Más aún, en ellas se intercalan partes (con cambio de los textos) de muchas de ellas. Todas constan de las correspondientes sucesiones, en diversos órdenes, de arias y coros con recitativos intercalados a cargo de un tenor. En el Oratorio de Navidad hay además, ocasionalmente, un dúo y un terceto. Es lo usual emplear, además del cuarteto vocal clásico, formado por las voces anotadas, un segundo tenor para los recitativos. En esta ocasión se echó mano de un solo, dejando en ocasiones la tarea de los recitativos a otras de las voces del cuarteto vocal. Por otra parte, hubo la supresión de unos cuantos de estos tantas veces mencionados recitativos.

Con todo, la interpretación de la obra global resultó quizá demasiado extensa para los no acostumbrados a oír música de este género, así sea del creador máximo de ella, Juan Sebastian Bach. Su rendimiento, en bloque, resultó muy satisfactorio por parte de las tres secciones participantes, la instrumental, la coral y la de solistas vocales.

Dentro de los planes del Instituto de Cultura están los de ofrecer (cosa que ya ha venido cumpliéndose) selecciones del Oratorio de Navidad en diversos templos de Bogotá. Los días señalados son 6, 7, 9, 10, 11, 13, 14, 15 y 16 del presente mes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.