LA TERNA Y EL TORO

LA TERNA Y EL TORO

Para entrar a callejón se arriba por patio de cuadrillas, donde siempre se respira una mezcla de estiércol y de tabaco; de cuero de las chaquetas nuevas y tal cual tufillo recién contraído. El domingo, al llegar a la la plaza observamos cómo el cepillo había pasado por sobre el tapete de arena naranja, para dejarlo como el piso de una cancha de tenis. Las barreras también habían recibido un retoque de rojo barniz. O sea, el escenario estaba óptimo. La gente, como siempre, comenzó a llegar, a buscar su puesto, a saludar, aquí con un beso en la mejilla; allí con un cómo estás ; allá, con un movimiento de mano o un beso volador. Y así se colmó la plaza, para dar comienzo a la corrida de Crotaurinos. Una corrida en la que si no se presentó el llamado faenón , sí estuvo entretenida, y se vieron lances de cartel y muletazos de fino corte.

14 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

José Mari Manzanares parece joven físicamente, pero anímicamente no tanto. Y en Colombia también se agradece y se admira la alegría. Además, estaba frente a un Rincón grande, famoso, y jugando como local, como dicen en el fútbol. Estaba Manzanares también ante un debutante, que es un ciclón. Precedido de comentarios y gran expectativa. La afición quería conocer al mono , en su toreo, en su físico. De manera que a Manzanares le debía salir la cosa redonda, con una faena de arte, poder e inspiración, o quedaría opacado. O por lo menos debía cortar una orejita. Casi. Su primer toro fue pesado y tardo en la embestida, que se apagó fácil. En su segundo ejecutó algunos lances bellos, y pinceladas con la muleta. Le faltó un pelo para la oreja. Y si el animal se le fue con los dos apéndices bajo sus cuernos, también se llevó alguna tanda por lo menos. En el toreo, como en el amor, hay que porfiar bastante.

Rincón sigue siendo un gigante. Cada vez más aplomado. Es maestro con la capa, poderoso con la muleta y está certero con la espada. Y eso es un mérito enorme después de lo que le ocurrió en Sevilla. Los toreros tardan mucho en recuperarse, cuando lo logran de verdad. Pero Rincón deja el pasado afuera y ve solamente lo que tiene al frente. El domingo, dentro de sus series, logró algunos derechazos de gran belleza y profundidad. Mandó sobre el astado, que no era fácil. En el segundo bregó, le cambió los terrenos al toro, intentó el toreo por el izquierdo, en corto, de lejos, por bajo y a media altura. Eso es suficiente. Lo mató de un feo bajonazo. Pero es que entrarle marcando los tiempos era busca la cornada.

Se parece . Sí, es hijo del Cordobés . Es mono, de Córdoba, de facciones similares, de un arrojo y de unas maneras parecidas . Eran los comentarios. Si en Bogotá, después de la corrida hubiera habido que depositar un voto para dar la opinión de si se creía que Manuel Díaz es hijo de Manuel Benítez, seguramente no hubiera habido votos en contra. En todo caso fue un acierto de la Corporación haberlo traído. Este muchacho ha dejado un ambiente nuevo. Le ha puesto una nota alegre a la corrida, y seguramente se la pondrá a las ferias en Colombia. Y ha demostrado valor, conocimiento y dominio. Sin embargo, no sólo tuvo que ejecutar aquellos estatuarios escalofriantes y bien marcados, sino que debió ejecutar más pases por derecha y al natural, bajando y corriendo la mano. Porque él toro humillaba que daba gusto. Iba franco y largo. Qué toro, más bravo y noble. Claro que frente a estos, pocos pueden. Pero a ese animal, en otras manos, le hubiera pedido indulto. De todas maneras el Cordobés va a dar mucho qué hablar, no sólo en Colombia, sino en la próxima temporada madrileña.

El encierro, hemos dicho, fue mitad y mitad. Y cada diestro tuvo su toro. Unos mejor aprovechados que otros. Pero indudablemente fue una corrida muy bien presentada. Muy del tipo y estilo Santacoloma, con geniecito. Toros que fueron pronto a los caballos. Porque en general dieron pelea en varas. Y si no recibieron más castigo, fue porque los picadores los midieron. Pero hay qué ver el puyazo que recibió el segundo toro de Manzanares.

Los montados estuvieron correctos. Picando donde toca y haciéndolo como se debe, sin taparles la salida a los toros. Y los subalternos también. Sin demorar mucho para colocar el toro en suerte de banderillas, ni el banderillero perdiendo viajes. Y cómo es de agradable ver a un subalterno llevar el toro a una mano . Así lo hizo El Piña . Sin darle capotazos. Bien comenzó Bogotá.

La corrida del domingo Este domingo la Corporación Plaza de Toros de Santamaría dará una corrida de colombianos, con una terna joven. Tres toreros que a toda costa buscan ganarse los puestos en la torería nacional. Nelson Segura, Joselito Borda y Jaime Devia, con toros de la ganadería de Orbes.

Transmisión radial Las cadenas radiales transmitirán la temporada taurina de la XXXVIII feria de Manizales. La empresa Tesma y Asomedios, con la intermediación del alcalde de la ciudad, Germán Cardona Gutiérrez, llegaron a un acuerdo.

Dicho acuerdo fue suscrito entre el director de Asomedios, Saulo Arboleda y el gerente de Tesma, Jaime Arango Vélez. Las cadenas radiales pagarán un reajuste equitativo de los derechos de transmisión en publicidad y dinero en efectivo. El contrato tendrá un año de vigencia para las partes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.