Secciones
Síguenos en:
Ascenso de Santoyo: otro polémico caso en el Senado

Ascenso de Santoyo: otro polémico caso en el Senado

Cinco meses después de que se vieron en calzas prietas para aprobar el ascenso a general del coronel de la Policía Jairo Delgado, los senadores de la Comisión Segunda se aprestan a manejar otra ‘papa caliente’: el caso del coronel Mauricio Alfonso Santoyo Velasco, ex jefe de seguridad del presidente Uribe.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de noviembre 2007 , 12:00 a. m.

Hoy comenzarán las entrevistas en esa comisión a los candidatos a ser generales de todas las fuerzas. Y esta vez, al menos en el caso de Santoyo –destituido por la Procuraduría–, el acto dejará de ser algo protocolario.

“¿Cómo será cuando nos llegue el ascenso del coronel Santoyo?”, le dijo el senador Juan Manuel Galán a su colega Cecilia López tras el emotivo debate del pasado 13 de junio. Ese día, raspando, le dieron el sí a Delgado, cuya promoción se estaba enredando por una sanción de destitución que no alcanzó a quedar en firme.

El caso de Santoyo es más sensible que el de Delgado, no solo porque su situación en la Procuraduría es más complicada, sino porque algunas ONG y la oposición lo tienen entre ojos y se oponen al ascenso. Por un lado, dicen que el Presidente impulsa a cómo dé lugar esta promoción, y por otro, señalan a Santoyo por el acoso a grupos de derechos humanos en Antioquia.

Para la primera semana de diciembre la Policía tiene programada la ceremonia de ascenso a general de siete coroneles, etre los que están Delgado y Santoyo.

1.449 ‘chuzadas’ ilegales EL TIEMPO hizo un sondeo entre algunos senadores de la comisión –9 de 13 son de la coalición de Gobierno– y la opinión parece dividida.

Manuel Enríquez Rosero, del partido de ‘la U’ y ponente del ascenso, dice que estudia los documentos para formarse una opinión y que esperará la entrevista personal. Lo mismo harán Juan Manuel Galán (liberal) y Jairo Clopatofsky y Adriana Gutiérrez (de ‘la U’). Está última advierte que el caso es bastante polémico.

La senadora liberal Cecilia López dice que deberán ser estrictos para evitar ‘goles’: “Si es aprobado su ascenso por ser cercano al Gobierno, sería un costo muy alto para la Comisión”.

Alexandra Moreno Piraquive (Mira) considera que debe aplazarse el ascenso de Santoyo. “El problema es que el Gobierno ya debe tener listo el decreto de ascenso”, dice.

La Procuraduría destituyó a Santoyo en octubre del 2003, cuando era el jefe de seguridad del Presidente. El Ministerio Público, que investigaba la desaparición de dos miembros de una ONG, halló en una visita a las EPM inconsistencias en órdenes de interceptaciones telefónicas en Medellín entre 1997 y 1999.

Estableció que miembros del Gaula de la Policía de esa ciudad, que comandaba Santoyo, realizaron 1.449 ‘chuzadas’ ilegales falsificando firmas de fiscales.

El oficial dice que él no tenía mando directo sobre las interceptaciones y que por eso la Fiscalía lo absolvió.

La destitución quedó en firme en noviembre del 2004. Santoyo salió de la Policía pero fue reintegrado tras interponer una acción ante el Consejo de Estado, que suspendió la sanción mientras el Tribunal de Cundinamarca resuelve definitivamente un recurso que el oficial interpuso contra la Procuraduría.

‘NO SOY UN PROTEGIDO DEL PRESIDENTE’ El coronel Mauricio Santoyo le dijo ayer a EL TIEMPO que los grupos afectados por su trabajo contra el secuestro son los que más se oponen a su ascenso.

“Yo nunca coordiné ninguna orden de interceptación; por mi oficina no pasaban esas solicitudes y a pesar de eso fui sancionado”, dijo. Agregó que su firma fue falsificada y que no ha estado vinculado a procesos por homicidios o desapariciones.

Acerca de recurrir al Consejo de Estado y dejar temporalmente en el aire un fallo reafirmado por la Procuraduría, dice que no es una leguleyada: “Tuve que acudir al Consejo de Estado porque eran los mismos hechos los que se debatían y que fueron precluidos por la Fiscalía”.

Según Santoyo, el hecho de ser cercano al presidente Álvaro Uribe ha jugado en su contra, pues “le da más publicidad a las noticias” de su caso. Asegura que pudo volver al servicio no por tener el respaldo del Presidente, sino por su trabajo.

“Yo no soy un protegido del doctor Uribe –dice–. A mí me ha defendido mi trabajo, la junta de generales y regresar las personas al seno de sus familias”.

Agregó que no sabe de dónde sacó el ex vicepresidente de Venezuela José Vicente Rangel que él trabajaba en ese país para la CIA.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.