QUÉ PASA EN LAS UNIVERSIDADES

QUÉ PASA EN LAS UNIVERSIDADES

Univalle: en asamblea permanente Junto con los textos de Foucault, Matherlad, Marx o Hegel, los estudiantes de la Universidad del Valle llevan ahora un pequeño texto que es de obligada consulta. Es casi como una nueva cátedra que se han impuesto. Es el documento donde se consignan las propuestas para el Estatuto Orgánico de Univalle. En 56 artículos están las directrices de lo que se considera debe ser el desarrollo del alma mater.

13 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Las dos propuestas que plantean los profesores, incluidas al final del texto, muestran la inquietud y diversidad de opiniones frente al documento. Por dos semanas, los estudiantes se han declarado en asamblea permanente para su análisis.

Es como una carrera contra reloj, que vence el 28 de diciembre cuando debe estar definido lo que marcará el futuro del mayor y más importante centro educativo del suroccidente del país.

La Universidad cuenta en la actualidad con más de 18 mil estudiantes distribuidos en el complejo de Meléndez, San Fernando y sedes regionales de Buenaventura, Zarzal, Tuluá y Buga, y del sistema de universidad a distancia.

Son más de 150 planes de estudio distribuidos en las facultades de Economía, Ciencias, Educación, Humanidades, Ingeniería, Arquitectura, Ciencias de la Administración y Salud.

Para los estudiantes, el Estatuto puesto en consideración es la aplicación de la Ley 30 del Ministerio de Educación. Temen que con él se abra paso a la privatización y permita que sectores externos entren a decidir en el destino de la universidad.

Las dos semanas de asamblea permanente estuvieron precedidas por la toma de bibliotecas, el bloqueo de algunos edificios y una marcha de casi ocho kilómetros por la ciudad que culminó frente a la Gobernación.

Además del Estatuto Orgánico, les preocupan las amenazas de muerte contra diez estudiantes acusados de traición a la revolución , que aparecen en un boletín expedido por un grupo que se denomina Guardias Rojos, del que nadie da razón.

Johnson Bastidas, uno de los líderes, señala que no se puede acusar de traición a un movimiento estudiantil que no se plantea la revolución ni tiene perfiles partidistas. Se trata de un movimiento amplio que interesa a los distintos estamentos frente a la aplicación de la Ley 30 .

Los estudiantes también rechazan los pronunciamientos de las directivas universitarias que señalan que se trata de un movimento minoritario y de grupos infiltrados por elementos ajenos a la universidad.

La presencia de más de 1.200 estudiantes en la marcha demostró que no se trata de un movimiento minoritario y que es la respuesta ante un proyecto de estado neoliberal que busca eludir su responsabilidad frente a la universidad pública , anotó un estudiante.

Durante más de cuatro horas, educadores, directivos, estudiantes y trabajadores se reunieron este jueves para discutir el Estatuto. Se decidió continuar en asamblea permanente y pedir un nuevo plazo para entregar una propuesta definida.

El estudiante Alberto Bejarano anota que mediante la aplicación de la Ley 30 se da campo a la autofinanciación, en una especie de sálvese como pueda, que implica recurrir al capital privado para llenar el vacío que deja el Estado .

Señala que esto afecta la autonomía universitaria, y el saber queda relegado frente al interés del capital privado, del sector productivo y del Estado, dejando a la comunidad universitaria en condiciones de minoría frente a organismos de dirección como el Consejo Superior.

Como tercer elemento perturbador coloca el desmonte del Bienestar Universitario. Considera que Bienestar permite que los sectores populares tengan acceso a la educación y puedan desarrollarse intelectual, científica y culturalmente. Adicional, el estudio y compromisos con la región y la sociedad estarían supeditados a los intereses de entes externos, perdiéndose la dimensión social del conocimiento.

Contra las inquietudes sobre una elitización del ingreso a la universidad, algunos estudiantes señalan que esta es aún una universidad popular, pero la aplicación de la Ley 30 aceleraría la elitización a corto plazo. Actualmente la matrícula más baja es de medio salario mínimo.

La toma, marcha y asamblea permanente es una movilización que no se registraba desde el cierre de las residencias universitarias en 1981 y luego durante el enmallamiento de la universidad.

Sin embargo, entre los estamentos universitarios se considera que no se trata de un resurgimiento de la actividad estudiantil sino de un proceso de sensibilización frente a la problemática del alma mater.

El sindicato de trabajadores de Univalle apoya el movimiento que realizan los estudiantes en oposición a la aplicación de la Ley 30. Desde ya se inició el desmonte, y en los últimos tres años se pasó de casi 700 trabajadores a 553. El nuevo estatuto afectaría la estabilidad laboral , dijo el presidente de la entidad gremial.

Carlos Rodríguez, de la directiva sindical, señala que no se puede desnaturalizar un movimiento legítimo en defensa de la universidad, tildándolo de subversivo y temen que esto podría originar acciones represivas o medidas de fuerza. Para el sindicato, los estudiantes sólo están ejerciendo su derecho de ciudadanos a debatir.

Para el catedrático Guillermo Restrepo, la Ley 30 contiene elementos positivos como la elección democrática del rector y no su designación por el Gobierno y se obtiene mayor autonomía. Cuestiona la privatización que se daría. Sería una autonomía sin financiación y sería necesario acudir a fuentes externas. Se trata de una ley incompleta e irresponsable .

Considera que el movimiento debe continuar dentro de criterios de responsabilidad y adhesión a la universidad. Las amenazas de muerte son abominables. En este país cada quien saca comunicados para encubrirse o encubrir a terceros, como en el caso de Riofrío. Es un atentado a la vida, que es el derecho primario; una inhumanidad que no conoce leyes ni de razonamiento .

Univalle tuvo momentos brillantes en las rectorías Escobar Navia y Jaime López. Después no ha habido mayor proyección, y bajo la rectoría de Harold Rizo vino la universidad politiquera y me temo que eso se está perpetuando en esta administración , dijo.

Compromiso con el estudiante y la región Para el secretario general de la Universidad del Valle, Juan Manuel Jaramillo, la Universidad no se halla en crisis. Se trata de la misma situación que vive el país , anotó.

En torno al estatuto propuesto, dijo que se busca recoger los avances logrados con la Ley 30. No todo es negativo; se destaca lo que tiene que ver con lo académico, financiero y presupuestal dentro de concepto de autonomía .

En la comisión que estudia el estatuto participan directivos, profesores, trabajadores y estudiantes. No es cierto que se haya entregado o se piense entregar la universidad a elementos externos. En el Consejo Superior sí aparecen elementos representativos del sector privado, justificable porque Univalle no es una torre de marfil: debe tener vínculos con el Estado y la comunidad .

Dijo también que no hay un manejo politiquero. Se ha tenido un criterio académico. Lo que pasa es que las grandes decisiones las hace la clase política, y entidades como el Congreso, proceso del que la universidad no puede marginarse .

Para Jaramillo, aun cuando la propuesta de extender más allá del 28 de diciembre el plazo para entregar el Estatuto es justificable, esta es una fecha dispuesta por el Ministrerio de Educación.

Universidad de Antioquia reanuda clases Después de tres meses de receso en la Universidad de Antioquia, a partir de hoy se reanudarán las actividades académicas. La decisión fue tomada luego de que se firmó un acuerdo entre el rector, Rafael Aubad López, y cinco estudiantes, representantes de la asamblea estudiantil.

El documento, firmado por el rector y los estudiantes Carmiña Zapata, Guillermo Gómez, Juan Acevedo, John Ospina y Alejandro Porras, consta además del compromiso para la reanudación de clases, de tres puntos fundamentales como la redefinición de los calendarios por los consejos de cada una de las dependencias universitarias, la garantía de los derechos de reunión y de asociación de los distintos estamentos de la Universidad, y del compromiso de que el análisis permanente de los diferentes problemas de la Universidad debe ser parte de la rutina universitaria, pero con respeto al derecho de aprendizaje.

Así mismo, quedó claro que los puntos planteados en octubre pasado por los estudiantes al Consejo Superior sobre régimen de matrículas, formularios de inscripción, horarios universitarios y porcentaje de profesores-cátedra hacen parte de la agenda del organismo y se trabaja en ellos en dos comisiones para lograr decisiones definitivas.

Sin embargo, según explicaron las directivas, se ha avanzado poco en las comisiones debido a la ausencia en ellas de los estudiantes, pero se espera que a partir de ahora se logre adelantar con la presencia activa de los educandos.

Igualmente, las directivas de la Universidad de Antioquia informaron que la comisión creada para redactar el proyecto de Estatuto General tiene un carácter abierto y su misión es recoger las diversas opiniones y propuestas que plantee la comunidad universitaria.

Para llegar a este acuerdo, fue necesario que la Universidad atravesara por momentos difíciles como fue la huelga de hambre de estudiantes y el levantamiento de campamentos, que incluso hicieron pensar a muchos en que la única salida para la Universidad era un cierre y cancelación del semestre. Tanto estudiantes como directivas señalaban como fracaso de las conversaciones el incumplimiento de las partes en lo pactado.

El 11 de octubre, el Consejo Superior manifestó a los comisionados de la asamblea de estudiantes que no era correcto tomar rumbos diferentes con relación a las posiciones que inicialmente sustentaban y que no se podía modificar arbitrariamente las reglas del juego.

Por su parte, los estudiantes levantaron campamentos para rechazar el supuesto incumplimiento de los acuerdos a que habían llegado a finales de octubre con el Consejo Superior, como eran la congelación del valor de las matrículas para el próximo semestre en todos los estratos y la rebaja de la mitad del costo del formulario de inscripción.

Fuerzas combinadas del Ejército y la Policía entraron a la Universidad y desalojaron al grupo de estudiantes que se encontraba en el campamento. La policía censó a 96 estudiantes, a los que reunió en la cancha de fútbol y posteriormente dejó en libertad. Después, procedió a desarmar las ocho carpas que habían montado en las inmediaciones del teatro Camilo Torres y el bloque administrativo.

Según informó la Policía, en el operativo decomisaron una granada de fragmentación, una tapa explosiva, municiones para revólver calibre 38, varios comunicados en que la regional Luis Fernando Giraldo Wilis, de la Unión Camilista del Ejército de Liberación Nacional (Uceln), se atribuye el atentado contra el vicepresidente del Senado, Darío Londoño Cardona, y otros 250 panfletos de la organización subversiva, abandonados en baños, pasillos y jardines de la Ciudad Universitaria.

El gobernador, Juan Gómez Martínez, dijo que no era cierto que se estuvieran incumpliendo los acuerdos, sino que los estudiantes vienen desinformando a la comunidad estudiantil en las asambleas. Reiteró su voluntad de diálogo y mano tendida, y aseguró a los estudiantes que la Universidad no sería cerrada mientras en sus predios no se cometan actos punibles como el de levantar campamentos. A mí eso de campamentos me suena a grupos guerrilleros; de eso no hay ninguna duda , dijo enfáticamente Gómez.

Previo a estos hechos, el rector Abuad había pedido la intervención de la Fiscalía General de la Nación para que investigara los hechos que se presentaban, como asaltos y amenazas, pues Abuad consideró que se trataba de hechos delictivos ajenos a la actividad académica.

En los últimos días estuvieron apareciendo avisos en la prensa local donde se pedía denunciar los actos delictivos.

Como una alternativa para superar la crisis de la Universidad, se constituyó el Foro permanente de Reflexión y Deliberación, en cual fracasó en su instalación debido al saboteo por parte de los estudiantes que se hicieron presentes a nombre de la asamblea estudiantil.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.