TULUÁ, CON... CASA EN LA PRIMERA

TULUÁ, CON... CASA EN LA PRIMERA

Tanto el Deportivo Cali como el América perdieron un grueso número de hinchas tulueños, que ahora son los más fervientes seguidores del equipo número 16 para el torneo profesional colombiano, la Corporación Deportiva Tuluá, Cortuluá. No fue en vano la espera de más de cinco mil tulueños desde las 6 de la mañana en las puertas del estadio Oscar Rivera Martínez, de Palmira, para ver coronarse a su equipo campeón de la segunda división, gracias a su empate a dos goles ante un aguerrido Deportes Palmira, que siempre estuvo por encima del marcador.

13 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La expectativa en la tribuna se mantuvo hasta el pitazo final. Una tribuna adornada con banderas de franjas verde, roja y blanca, que hacían suponer que Cortuluá estaba jugando de local, cuando en realidad era el visitante.

Fue un partido de infarto. No en vano dos hinchas del equipo tulueño debieron ser trasladados al hospital regional, víctimas de paro cardíaco. Gustavo Ramírez, del barrio Maracaibo de Tuluá, debió ser atendido por la Cruz Roja debido a la baja de presión que le produjo el primer gol de Deportes Palmira, al minuto 28, conseguido por Diego Pizarro.

Pero ni la derrota momentánea opacó la euforia y la confianza que tenían los hinchas tulueños en su onceno, que en ese momento estaba con la estrella embolatada. A los diez minutos del descalabro revivieron las esperanzas tulueñas, al empatar con gol de Adelmo Vallecilla y obtener, parcialmente, el tiquete al profesionalismo.

Los coros, la ola y el zapateo se tomaron las tribunas, mientras que un grupo de mujeres apostadas en un rincón del estadio rezaban para que el partido quedará así, o Cortuluá se fuera en ventaja. Eran cuatro novias de jugadores del equipo visitante.

Elsa Hurtado, la compañera de Willy Vargas, lloró y se comió las uñas desde que el árbitro dio vía libre al encuentro.

El primer tiempo terminó con la paridad. La actitud de los hinchas decayó en el momento en que el puntero izquierdo de Palmira, Fabio Velasco, anotó el segundo gol a los 22 minutos del tiempo complementario.

El silencio reinó en una hinchada que veía esfumarse sus esperanzas, pues el onceno local era muy superior en la cancha.

Y cuando se presagiaba el tercer gol, que enterraría las aspiraciones tulueñas, ante la expulsión de Alexander Rodríguez vino el error del arquero plamireño, que fue aprovechado por el goleador de Cortuluá, Plácido Bonilla, para decretar la paridad que le dio a Tuluá y al Valle del Cauca el honor de tener un equipo más en el profesionalismo.

Para el director técnico Humberto El Tucho Ortiz fue un título del que nunca desconfió, pues tenía un equipo ordenado, con la moral en alto y con ganas de triunfo.

Mientras, para el presidente de la Corporación, Oscar Ignacio Martán, fue un partido donde quedó demostrada la honradez del equipo, que quería ser empantanada con rumores acerca de que Deportes Palmira trabajaba para Cortuluá, cosa que quedó desvirtuada en la cancha.

Para los hinchas tulueños, que salieron en caravana por las calles de Palmira rumbo a Tuluá, era hora de llegar a casa para seguir festejando y esperar hasta el 31 de diciembre a las 12 de la noche, hora en que los tulueños quemarán los escudos del Deportivo Cali y del América, en señal de que con su equipo es suficiente, dijo Carlos Alfonso Taponcho González.

Ha sido la emoción más grande que han recibido los tulueños últimamente, dijo el alcalde de Tuluá, Gustavo Alvarez Gardeazábal.

Emoción que no se sabe si la podrá disfrutar el hincha tulueño José Libreros, quien debió ser remitido de urgencia al centro hospitalario al caer desde tres metros de altura sobre el filo de la gradería cuando pretendía traspasar la valla para llegar a la cancha y felicitar a los jugadores. Según el informe médico, se encuentra en estado comatoso.

En el otro encuentro de la jornada, el Fiorentina venció de local al Real Cartagena por la mínima diferencia. El gol de la victoria del cuadro caqueteño fue conseguido por Jairo Plástico Torres.

Con estos resultados, las posiciones quedaron de la siguiente manera: 1. Tuluá, 8 puntos; 2. Fiorentina, 5 (0,50 de bonificación); 3. Palmira, 5; 4. Real Cartagena, 2 (1,50 de bonificación).

La próxima fecha, última del torneo de 1993, se jugará el próximo domingo, de la siguiente manera: en Tuluá, Tuluá-Fiorentina; y en Cartagena, Real Cartagena-Palmira.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.