CREADORA DE CUENTOS... MATEMÁTICOS

CREADORA DE CUENTOS... MATEMÁTICOS

Su genialidad consiste en que memoriza tabla de logaritmos, calendarios, funciones trigonométricas, raíces cuadradas, cúbicas... Una actividad que no es tan aburrida como parece porque los números en la cabeza de Thania Ramírez Bohórquez se convierten en divertidos cuentos. Thania es discípula de Jaime García Serrano, conocido como la computadora humana . Su meta a corto plazo es superar a su maestro al memorizar más de 200 dígitos en pocos segundos; de lograrlo ya lo ha hecho, aunque sin registro superaría el récord mundial Guinness.

13 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Para batirlo, esta santanderiana de 14 años y única mujer que ha seguido los métodos de García, se propone grabar en su mente 220 números.

Su afición por tan singular actividad comenzó el año pasado, cuando leyó el libro de García, el cual enseña a memorizar números por medio de un sistema de asociación.

Al principio, duraba hasta dos horas estudiando; ahora le basta media hora diaria, que dedica al repaso de las raíces.

Su sentido de observación es impresionante, y así tiene que ser. Al darle una serie de números, ella procede a memorizarlos en pocos segundos.

El truquito consiste en que los relaciona con los objetos o personas que la rodean en ese momento. Claro, teniendo en cuenta 109 números claves del libro de García asociados cada uno con un objeto, persona o adjetivo como lucho, sabio, lana, lulo, mudo, mico, amiba, choro.

Por ejemplo, para ella, un número telefónico se convierte en vaso, roca y echado; y el respectivo cuento que se imaginó es que unos vasos en los que tomábamos tinto mientras transcurría la entrevista se llenaban de rocas y que si su padre lo tomaba, quedaba echado.

Y así ha sido autora de cuentos como el del bate que le pegó en la cola a Delia, que es lo mismo que el número 93 46 26; o le ha sacado coto a Lucho H, que es el seno de 43, cuya respuesta es 0.68.

Aunque en todas las materias le va bien, se ha distinguido como la mejor en la clase de matemáticas en el Colegio de la Cooperativa de Trabajadores de Santander (Comultrasa), donde cursa grado octavo.

Su relación con sus compañeros de curso es normal; trata de no mencionar su genialidad para que sus amigos no cambien su forma de ser.

Una competencia le surge en la familia, Karina, su hermanita de 9 años, que ya se aprendió el abecedario al derecho y al revés y salteado; es así como en pocos segundos sabe cuál el la letra 6, 19, 11...

La idea de García y de su discípula es dejar la calculadora a un lado porque consideran que es un aparato que atrofia la capacidad mental.

Y mientras supera el récord mundial, se dedicará a jugar baloncesto, a escuchar rock y, por supuesto, los vallenatos de Carlos Vives.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.