GESTO OBRERO

GESTO OBRERO

Más de una tercera parte de los empleados de Simesa los no sindicalizados realizaron una marcha por las calles de Medellín, cansados de la huelga que se ha prolongado por más de un mes y en respaldo, también, a las directivas de la empresa. Resulta absurdo que no se haya llegado a un acuerdo, más con el inminente peligro de que se tenga que cerrar la planta definitivamente, a causa de las pérdidas y la competencia que pueden ejercer industrias extranjeras en este campo. Esto ocasionaría el desempleo a 830 empleados por motivos que llevan implícita la responsabilidad de sus dirigentes sindicales. En anterior oportunidad registramos, en un editorial, el comienzo de este antecedente laboral, pues es de extrañar que en el pliego de peticiones algunas de éstas tienen aspectos inequívocos de una conspiración contra dicha empresa.

13 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El acuerdo debe hacerse dentro de los parámetros de la sensatez en el menor tiempo posible, dado que la demanda de empleo presenta altos índices y por esta época es cuando más se necesita tener ingresos estables. Aunque se aleguen los derechos de los trabajadores, éstos deben ser considerados mutuamente y no bajo presiones arbitrarias, que más que un beneficio pueden representar perjuicios de magnitud imprevisible.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.