EN DESACUERDO CON IMPUESTO A PARQUEADEROS

EN DESACUERDO CON IMPUESTO A PARQUEADEROS

Propietarios de parqueaderos protestaron ayer por la forma como se revivió el impuesto a esos establecimientos, lo que consideran discriminatorio en varios sentidos. En primer lugar, estiman injusto que además de los gravámanes de predial, de renta, de industria y comercio y el IVA les coloquen uno más o sea el quinto. Ricardo Vásquez, industrial del ramo, declaró a EL TIEMPO que le gustaría que le dijeran qué tienen los parqueaderos, los moteles, las maquinistas de juegos electrónicos y los restaurantes, para colocarles un gravamen exclusivo.

11 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Vásquez dijo que tampoco entienden por qué el alza de la tarifa del punto siete por mil al diez por mil decretada para el ramo de industria y comercio. El alza, dijo, es desconsiderada.

Para el conocido industrial, el Concejo le dió facultades al Alcalde Mayor para reglamentar un impuesto que la corporación no ha creado.

Dijo que la clasificación será muy muy difícil, entre otras razones porque no puede llevar el mismo impuesto un parqueadero de superficie que uno elevado, que tiene exige más costos. Se quejó también de la falta de cooperación de la Secretaría de Tránsito: contribuyen al fisco, y sinembargo muchas veces permanecen desocupados, mientras calles están llenas de carros.

Para Vásquez, la reglamentación del Alcalde señalará impuesto fijo para cada parqueadero y no por cupos como se cobró cuando existían las boletas del Fondo de Seguridad.

Los parqueaderos sufren otro problema: no existe un ente que los controle, pues el Fondo de Vigilancia y Seguridad se apersona del gravamen, pero no de los parqueaderos. Se les dice que el control lo ejerce el Alcalde, pero ahí, dijo Vásquez, hay un error, pues los aparcaderos no pertenecen a la canasta familiar.

Afonso Kohn, también propietario de parqueaderos, se mostró muy disgustado porque los hayan metido en la misma norma con los moteles.

Lo mismo dijeron varios administradores de moteles, en distintas zonas de la ciudad, quienes se manifestaron en desacuerdo con la norma, aunque coincideron en que habría que esperar a que el Alcalde Mayor, Jaime Castro, deternmine, en los próximos días, las tablas de cobro del impuesto.

Los administradores del moteles se preguntan, tanto como los de parqueaderos, por qué deben pagar un tributo diferente, discrimintario, como si su actividad comercial no estuviera dentro de los términos de la ley y se clasificara de otra manera, sospechosa por demás, por las autoridades.

En este misnmo sentido, los propietarios de salas de juegos se preguntaron sobre el impuesto, cuando hasta ahora no se sabe de gravámenes adicionales a sitios de prostitución en la ciudad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.