CRÓNICA DE UNA ELECCIÓN ANUNCIADA

CRÓNICA DE UNA ELECCIÓN ANUNCIADA

En un clima de tranquilidad, el 61 por ciento de la población de Chile irá hoy a las urnas para elegir entre un sacerdote, tres independientes y dos militantes de partido, un nuevo presidente de la República, que los gobernará durante los próximos seis años. En la misma jornada electoral, los 8 millones 158 mil ciudadanos votarán también por renovar 18 cupos del total de 47 que tiene el Senado y los 120 escaños de la Cámara de Diputados. Las expectativas sobre el nombre del próximo presidente son pocas porque el candidato oficialista, Eduardo Frei, consiguió holgada mayoría en todos los sondeos de opinión previos, en los cuales superó el 50 por ciento de intención de voto.

11 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

En la jornada de hoy, el triunfador deberá obtener más del 50 por ciento de los votos válidos para evitar la segunda vuelta.

Si ello ocurre, como se presume, los chilenos a su vez habrán depositado su voto de confianza para el actual gobierno.

Sea cual fuere el resultado de la elección presidencial, los votos consolidarán el sistema democrático chileno que pasará así su más importante prueba electoral, después de que se instaló la democracia el 11 de marzo de 1990.

Según los pronósticos, Frei será seguido, muy de lejos, y en su orden, por Arturo Alessandri, de la oposición; Eudardo Frei-Ruiz-Tagle, oficialista; Manfred Max Neef, independiente de izquierda; José Piñera Echenique, independiente de derecha; el padre Eugenio Pizarro Poblete, independiente de izquierda; y Cristian Reitze Campos, humanista verde.

La elección parlamentaria, por su parte, será decisiva para establecer si el próximo gobierno requerirá de los acuerdos con la oposición para sacar adelante sus proyectos, tal como ha ocurrido con el actual gobierno de Patricio Aylwin, o si, por el contrario, alcanza mejores mayorías para impulsarlos.

El pacto que suscribieron todos los partidos políticos el jueves pasado para reformar la Constitución y reducir el período presidencial de ocho a seis años, confirma esta dependencia gobiernooposición.

Sistema binominal Esto ocurre porque el sistema de elección al Congreso es binominal y no proporcional, lo que significa que por cada circunscripción o distrito sólo se eligen dos senadores o dos diputados.

Además, para que una lista obtenga los dos cargos necesita doblar en votos a su oponente. Ello posibilita que tan sólo con un poco más de un tercio de la votación, se pueda obtener uno de los dos cargos en disputa.

Por ejemplo: si en una circunscripción la Concertación consigue el 65 por ciento de los votos, y la derecha el 33 por ciento, ambas ganan un senador. Lo que equivale a un 50 por ciento de poder para cada una, cuando esa no es la realidad que los votos han demostrado.

El sistema, que es una de las trancas dejadas por el régimen del general Augusto Pinochet, dificulta a la Concertación alcanzar los dos tercios que necesita en el Congreso para aprobar sus proyectos de reforma.

Senadores designados Otra de las amarras que dejó Pinochet es la figura de los senadores designados. En virtud de la Constitución vigente, 9 del total de 47 senadores son designados; fueron nombrados por el régimen anterior y asumieron su curul en 1990 y la mantendrán hasta 1998.

El resto de los senadores, 38, se elige por voto directo de los ciudadanos, pero no todos en la misma jornada electoral, porque de acuerdo con la Constitución, se renuevan alternadamente cada cuatro años.

Este sábado, los chilenos elegirán sólo 18 senadores, que pertenecen a las regiones impares, con excepción de la Metropolitana, que corresponde a Santiago y que sería la número 13. En Chile, las regiones están enumeradas y son doce, más la Metropolitana.

Para el Senado, en total son 19 las circunscripciones electorales y sólo se pueden elegir dos por cada una de ellas.

El total de los miembros de la Cámara de Diputados sí se va a renovar en esta oportunidad. Son 120 cupos, que corresponden a dos por cada uno de los 60 distritos en que está dividido el país.

La figura de los senadores designados es calificada por la Concertación y sectores de la izquierda extraparlamentaria como antidemocrática. Y el sistema binominal, como perverso.

Para reformarlos se requieren los dos tercios o, una vez más, acuerdos y pactos entre el Gobierno y la oposición.

Por eso los resultados de hoy son claves en lo que tiene que ver con la reforma del Congreso, donde han tropezado muchas iniciativas presidenciales.

En resumen, la derecha controla hoy los 9 senadores designados y los 8 elegidos que se mantienen, para un total de 17. La Concertación mantiene 12 elegidos. Y quedan los 18 cupos que se disputan hoy.

De acuerdo con los pronósticos de los observadores políticos, la Concertación elegirá 9 senadores y la derecha otros 9.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.