NO BAJAR LA GUARDIA ANTEVIOLENTOS, PIDE GAVIRIA

NO BAJAR LA GUARDIA ANTEVIOLENTOS, PIDE GAVIRIA

La muerte de Pablo Escobar y el desvertebramiento de redes guerrilleras y narcoterroristas no permiten, por sí solas, cantar victoria en la lucha contra los violentos. Para el presidente César Gaviria el país no debe bajar la guardia ante los fenómenos criminales, y debe hacer de la recuperación de la paz y la convivencia nacional una causa común.

10 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Gaviria hizo esta reflexión al instalar ayer, en Ibagué, la VII Cumbre Nacional de Gobernadores.

El Presidente inauguró previamente la línea de interconexión La Mesa-Mirolindo, que tuvo un costo de 9,4 millones de dólares y permitirá el abastecimiento de energía hasta principios del año 2000.

También dio al servicio el Multicentro Chapinero, que beneficiará a 500 vendedores ambulantes, y la ampliación de las avenidas Cámbulos y Gualandayes, Primera y Quinta.

La muerte de Pablo Escobar y la captura de reconocidos jefes de la guerrilla y el terrorismo no deben hacer perder de vista al país que la lucha contra la violencia no está ganada y que es necesario mantener la guardia en alto.

Con este llamado de alerta, el presidente César Gaviria Trujillo pidió a los gobernadores respaldar su estrategia para la recuperación de la paz y apoyo al proyecto de ley de orden público que recorre la última etapa de su tránsito en el Congreso de la República.

Al instalar ayer aquí la VII Cumbre Nacional de Gobernadores, Gaviria dijo que esta tarea requiere de una esfuerzo colectivo, mancomunado y coordinado de todas las autoridades del orden nacional, departamental y local, en procura de garantizar la eficacia de la justicia y de la fuerza pública.

Destacó como el avance más significativo en este frente el hecho de que el orden público se haya convertido en un tema de civiles y que los alcalde y gobernadores lo hayan asumido como una prioridad en sus política.

Y es bueno dijo que eso suceda, porque evidentemente la reciente tradición colombiana en el manejo de los asuntos públicos, de manera equivocada había dejado estas materias en manos de las Fuerzas Militares y de Policía. Nada más equivocado que esta concepción según la cual los temas de control del orden público o del diseño de políticas de seguridad ciudadana, son asuntos de mandos militares y policiales .

El tema del orden público cerró un amplio discurso en el que el Presidente se detuvo especialmente en una evaluación del proceso de descentralización administrativa, del cual dibujó un cuadro alentador.

Si bien anotó que las reformas de carácter estructural y legal que se han surtido en este campo imprimirán una nueva dinámica al desarrollo de la Nación y de las entidades territoriales, se hace imprescindible afrontar con mayor vigor el mejoramiento institucional de los departamentos.

Resumió así el nuevo rol que deben cumplir los departamentos: planificación y promoción del desarrollo económico y social; la intermediación entre la Nación y los municipios; la administración de los asuntos seccionales; y el ejercicio de sus funciones de coordinación, subsidiariedad y concurrencia relacionadas con las competencias municipales.

Pasó revista a los logros obtenidos en el desarrollo de los principios de descentralización fiscal, instrumento que el gobernador anfitrión, Ramiro Lozano Neira, catalogó como indispensable para lograr el despegue definitivo de nuestros departamentos .

Gaviria dijo que, en efecto, el campo fiscal es el verdadero motor de este proceso y dijo que bastaría con recordar que, según datos del Ministerio de Hacienda, en 1994 el situado fiscal crecerá al 41,4 por ciento anual y que con una inflación esperada del 19 por ciento tendrá un crecimiento real cercano al 18,8 por ciento anual en un solo año.

Observó que a partir de la elección de los gobernadores se evidencia un incremento en los ingresos por concepto de impuestos territoriales que, en el consolidado nacional, registran incrementos de hasta el 5 por ciento por encima de la inflación.

Definió 6 temas que, en su opinión, deben contar en el futuro inmediato con el esfuerzo de gobernadores. El primero de ellos es la modernización del sistema vial, que incluye metas tan ambiciosas como la construcción de autopistas con dobles calzadas y especificaciones internacionales para las vías Bogotá-Medellín, Bogotá-Santa Marta, Bogotá-Buenaventura, Cali- Barranquilla y Bogotá-Villavicencio-Isla del Charo, en la frontera con Venezuela. Esas serán las principales rutas de la apertura.

A ello se sumarán los proyectos de rehabilitación de la red férrea y del sistema portuario.

Gaviria explicó que uno de los sectores que mayor proyección ha arrojado es el eléctrico, que cuenta con la capitalización de sus empresas con 2.000 millones de dólares y con una elevación de tarifas que, entre 1990 y 1993, se incrementaron en un 25 por ciento.

Auguró un buen futuro al sector del gas, que ha adquirido una especial relevancia a partir del descubrimiento de Cusiana. Auguró un avance significativo a las telecomunicaciones y pronosticó que a comienzos del próximo siglo el país obtendrá una densidad de por lo menos 20 líneas telefónicas por cada 100 habitantes.

Hizo un balance de la tarea legislativa en beneficio de las entidades territoriales. Aquí citó tres leyes que han de incidir positivamente en la vida de los departamentos: la ley 60, sobre competencias y recursos; la ley 80, que establece el nuevo estatuto de contratación administrativa, y la ley 87, que define el marco para el ejercicio del control interno.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.