LLUVIA DE DEMANDAS CONTRA COLPUERTOS

LLUVIA DE DEMANDAS CONTRA COLPUERTOS

En verdadera industria de procesos judiciales se ha convertido la liquidación de la Empresa Puertos de Colombia (Colpuertos). Así lo revela el último informe sobre el avance del convenio de liquidación suscrito entre Colpuertos y el Ministerio de Hacienda, que incluye la evolución del proceso de privatización de la empresa, con datos a noviembre pasado.

09 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La avalancha de demandas laborales y civiles es de tal magnitud, que la gerencia general de la empresa no se atreve a suministrar cifras concretas sobre la totalidad de procesos que se adelantan contra Colpuertos.

Sin embargo, el último informe de gerencia señala que a 30 de noviembre el número de demandas acumuladas era de 6.915. Indica, igualmente, que la suma total de las aspiraciones de los demandantes asciende a 22.600 millones de pesos.

En materia judicial, el problema no radica únicamente en el volumen de procesos sino en las dificultades internas y externas, pues en muchas oportunidades se obliga al pago de indemnizaciones sin que se cumplan los requisitos del código laboral, y se adjunten los respectivos soportes.

Es más, la acumulación de problemas no radica exclusivamente en las demandas laborales o judiciales, sino que ante la coyuntura de la liquidación de Colpuertos, muchos de sus deudores se han negado a cumplir con sus pagos, en tanto que algunos inquilinos dicen ser propietarios de los predios que les arrendó la empresa.

Aunque el informe revela que Puertos de Colombia está a un paso de su liquidación, atraviesa por uno de sus momentos más difíciles, debido a que lo único que le falta por liquidar son precisamente sus problemas.

De acuerdo con el gerente de la entidad, Mayron Vergel Armenta, la empresa ha cumplido a cabalidad con su programa de liquidación, aunque reconoce que hay algunos aspectos en los que la liquidación se encuentra retrasada.

Sostiene, por ejemplo, que todavía está pendiente por liquidar a 119 líderes sindicales, pero que con estas personas se buscará un acuerdo antes de finalizar 1993.

Esta semana serán liquidados 117 funcionarios no sindicalizados, en tanto que entre el 20 y el 31 del presente mes desaparecerán de la nómina los últimos 100 empleados de Colpuertos. Se estima que el costo de esta liquidación ascenderá a 6.550 millones de pesos.

La gerencia de la empresa sostiene que uno de los principales problemas para la liquidación de la entidad es el fuero del personal sindicalizado, debido a que su contrato se extiende por un año más después de la desaparición de la empresa, porque así lo señala la convención laboral.

Con el propósito de solucionar este problema, la gerencia de Colpuertos solicitó ante el Ministerio de Trabajo la cancelación de la personería jurídica del sindicato, pero todavía no se ha dado respuesta a dicha solicitud.

Entre 1992 y hoy, Colpuertos ha liquidado a 6.609 funcionarios, con un costo de 55.300 millones de pesos.

Activos confusos Aunque la empresa ha hecho esfuerzos para actualizar su inventario de activos, existen muchas dificultades para indicar con precisión el total de propiedades de la empresa.

Por ejemplo, de un listado de 15 bienes del Terminal Marítimo de Cartagena, solo cinco de ellos tienen un avalúo definido, mientras que los otros diez no se sabe cuánto cuestan.

El puerto de Barranquilla tiene definidos todos los avalúos de sus bienes inmuebles, cuyo costo se estima en unos 1.100 millones de pesos aproximadamente.

Asimismo, los 40 bienes del Terminal de Buenaventura, la mayoría de ellos representado en casas fiscales, tienen un avalúo total de 2.447 millones de pesos. Entre tanto, el puerto de Buenaventura está avaluado en 62.389.650 pesos.

Con relación a los pasivos o deudas, se espera que estos se puedan actualizar después de que se haga la entrega al sector privado de los puertos de Santa Marta, Barranquilla y Cartagena, cuya diligencia se realizará el próximo sábado.

Se prevé que la información sobre los pasivos debe estar lista tres meses después de la liquidación total de la empresa, es decir a finales de marzo del próximo año.

Por concepto de venta de activos, Colpuertos le ha traspasado este año 1.979 millones de pesos al Fondo de Pasivo Social.

Sin embargo, el informe entregado al Ministerio de Hacienda revela que por diferentes motivos (seguridad, uso y manipulación), el estado de los elementos que se sacan a licitación pública cambia entre el momento en que se realiza la oferta. Esto hace que el comprador se abstenga de retirar la mercancía debido al deterioro en que ésta se encuentra.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.