EL PRÍNCIPE CARLOS SERÁ SALTADO

EL PRÍNCIPE CARLOS SERÁ SALTADO

La princesa Diana apareció nuevamente en público para el bautismo de un nuevo avión en el aeropuerto de Heathrow, mientras Carlos estaría haciendo lo posible para apurar el divorcio. El nuevo capítulo de la telenovela real británica se abrió en el mayor aeropuerto de la capital británica con una Diana que tras el clamoroso anuncio realizado el pasado viernes de su retiro de la vida pública, reapareció ante los súbditos con la expresión cansada y sin la sombra de una sonrisa.

10 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Según se apuraron a decir los más sensacionalistas medios de difusión, su ex marido Carlos, el heredero de la corona, está presionando a los abogados para que encuentren la estratagema que le permita divorciarse cuanto antes de la princesa, con la intención de relanzar su imagen como futuro rey, función para la cual desde hace un año se empeña en todo el mundo con misiones diplomáticas.

Sin embargo, el Sun y otros periódicos sensacionalistas dijeron que tras el telón de la telenovela conyugal de Carlos y Diana, la reina Isabel II está educando a su nieto Guillermo para ocupar el trono de Inglaterra, con el secreto plan de saltar una generación en la sucesión de la corona.

En tal caso, Diana Spencer perdería definitivamente la posibilidad de convertirse en reina de Inglaterra, pero se aseguraría el más tranquilo y no menos honorable título de Reina Madre.

Carlos está empujando para lograr un divorcio rápido , escribió el Daily Mirror, el cual subrayó que el plazo legal para el divorcio de los príncipes de Gales es el 9 de diciembre de 1994, o sea dos años después de la separación oficial.

En un principio Diana (32 años) parecía oponerse al divorcio, pero ahora, en cambio, considera esa posibilidad como la más adecuada, vista la imposibilidad de reestablecer su matrimonio con Carlos (45 años). De todas maneras, según todas las opiniones, su primogénito Guillermo será rey.

Ciertamente, si la hipótesis de los periódicos fuese verdadera y la reina Isabel II estuviera preparando al nieto para la sucesión (el príncipe Guillermo tiene apenas 11 años, pero vista la longevidad de las mujeres de la casa Windsor, la reina bien puede esperar a que sea mayor de edad para darle la corona), Carlos será el personaje que saldrá peor parado en toda la historia.

Esta traición de la reina habría sido confirmada por sus coloquios secretos con el premier John Major y con los jefes de la iglesia anglicana, a los cuales habría confiado sus dudas sobre la eventual popularidad de Carlos como rey a la luz de su fracasado matrimonio.

Si todo procede como se anuncia, la historia de Carlos de Inglaterra será la anécdota de un hombre que pasó su vida preparándose para una coronación que nunca llegó: una paradoja mucho más triste que la de El Príncipe y el Mendigo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.