JA, JA, JA, QUÉ CHISTOSO!

JA, JA, JA, QUÉ CHISTOSO!

Fue pensado casi como un santuario , pero es también un museo vivo . A partir de hoy, Buenos Aires cuenta con un espacio para recordar los grandes momentos de los próceres del humor local, desde Niní Marshall a Alberto Olmedo, pasando por Minguito y Luis Sandrini. El Museo de la Risa se estrenó en el centro cultural Babilonia, en pleno barrio del Abasto, reconocido refugio del primer Carlos Gardel. Allí, hasta hace poco, se exhibía con éxito una Feria del Erotismo que combinaba teatro de vanguardia con el más clásico de los peep show.

10 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Ahora es el turno del humor. Además de los espectáculos que contarán periódicamente con la participación de actuales héroes del humor argentino, como Antonio Gasalla, Tato Bores y los jóvenes Alfredo Casero y Los Prepu, en el Museo de la Risa los nostálgicos podrán enternecer a la vista del vestido dominguero que Niní Marshall utilizaba para componer su célebre personaje Catita , o el bombín que usaba en televisión Alberto Olmedo, las pelucas de Sandrini o las grabaciones de míticos programas de radio.

Los cuatro padrinos del museo (Niní, Jorge Luz, Juan Verdaguer y Nelly Láinez) abrieron el paso para la muestra que intenta homenajear la riquísima historia del humor argentino en el espectáculo. Para los organizadores del Museo de la Risa, se trata de jerarquizar el arte cómico , ese que en sus años de oro hizo reír a multitudes a todo lo largo de América Latina.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.