SUELDOS DE PRIMERA LÍNEA

SUELDOS DE PRIMERA LÍNEA

Solo Michel Rocard, secretario del Partido Socialista, tuvo el valor de protagonizar el gesto que todos esperaban: tomó un sobre, colocó en su interior la fotocopia de su recibo de sueldo y lo envió al semanario parisiense VSD. Sabía que los otros grandes de Francia, políticos y altos ejecutivos, eran perseguidos por un grupo famélico de periodistas y se defendían con uñas y dientes, y él quiso adoptar una actitud valiente. Los periodistas, por su parte, obedecían a una orden del director: Debemos quebrar un tabú nacional. Tenemos derecho a conocer y publicar los ingresos mensuales de los grandes .

10 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La investigación, que duró tres semenas, implicó efectuar centenares de llamadas telefónicas y una importante serie de controles.

Y finalmente, la revista pudo titular Los salarios de los jefes , con centavos incluidos.

Figuraba en la nota una lista de personajes políticos que incluye a Mitterrand, Chirac y Marchais. Luego estaban los más altos ejecutivos de Alcatel Alsthom y de Peugeot, estrellas de la televisión y un alto prelado, el cardenal Lustiger, que gana según dice mucho menos que un imán de la mezquita de París o que un rabino.

El sueldo declarado por el arzobispo de París es de 500 dólares por mes, lo mismo que un simple sacerdote, mientras que los rabinos e imanes obtienen 1.500.

En una Francia que cuenta diariamente sus muertos de frío, la encuesta de VSD conmociona. Entre los nombres más conocidos figura el de Mitterrand, que gana 6.500 dólares pero goza de grandes ventajas como jefe de Estado: automóviles, aviones, castillos, casa, etc.

Jacques Chirac tiene como intendente de París un sueldo de poco menos de 500 dólares; como presidente del Consejo General de París, uno de dos mil y como diputado, uno de cinco mil.

Rocard, por su parte, gana un poco más y el primer ministro Balladur se coloca en el bolsillo casi diez mil dólares, mientras Georges Machais, según el viejo estilo del comunismo francés, destina la mitad de su sueldo de parlamentario al partido y lleva a su casa 2.500 dólares.

El industrial que más gana es Pierre Suard (Alcatel), 170.000 dólares (más de 13 millones y medio de pesos). Grande es la diferencia que lo separa de Jacques Calvet, el patrón de la Peugeot, que gana apenas treinta mil dólares.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.