EMPLEADOS PIDEN SALVAR A SIMESA

EMPLEADOS PIDEN SALVAR A SIMESA

Los trabajadores no sindicalizados de la Siderúrgica Medellín (Simesa (S.A.) entraron a terciar en el conflicto laboral que vive la empresa. Ayer, 374 de ellos salieron a las calles de la capital antioqueña para pedir que sus compañeros levanten la huelga iniciada hace 34 días.

10 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Entre tanto, el personal sindicalizado insiste en mantener el cese laboral, y dijeron que no creen en la amenaza de los directivos de la siderúrgica, sobre un posible cierre definitivo de la planta de tuberías, e inclusive de toda la empresa.

Bajo el lema salvemos a Simesa , 374 empleados de los 830 que hacen parte de siderúrgica, realizaron ayer una marcha entre el Centro Comercial Monterrey y el Centro Administrativo La Alpujarra, para respaldar a las directivas de la compañía y expresar su desacuerdo con la huelga.

Según ellos, el prolongado cese de actividades, puede concluir con el cierre de la Planta de Tuberías y quizás con el de la Empresa.

El conflicto laboral de Simesa se desarrolla en un momento crítico para las siderúrgicas colombianas, si se tienen en cuenta las actuales circunstancias de apertura económica que han agudizado la competencia con los aceros venezolanos, mexicanos y brasileños.

Hace ocho años, cuando se realizó la anterior huelga, Simesa se vio obligada a cerrar la planta de fundición. Según los empleados defensores de la empresa, ese antecedente hace prever el cierre de la producción de Tuberías, tal como lo han anunciado las directivas de la siderúrgica.

Por su parte, el presidente de la compañía, Alberto León Mejía, dijo que las directivas hicieron lo imposible para que no hubiera huelga, pero que el sindicato no aceptó ningún tipo de negociación.

Entre tanto, el presidente del sindicato Uriel Villa, dijo que los trabajadores no tienen ninguna responsabilidad frente a los niveles de competencia de la empresa, y que su única misión es defender los derechos de los trabajadores.

De acuerdo con lo estipulado en el pliego presentado por el sindicato, los trabajadores están pidiendo que se les deje participar en la coadministración de la empresa, y que el almuerzo subidiado les sea reconocido como parte de su salario.

Así mismo, el pliego incluye un reajuste salarial del 32 por ciento. La la compañía ofreció el 23.5 por ciento.

Los directivos de Simesa afirman que el sindicato está defendiendo sus intereses y no los de los trabajadores.

Pese a que antes de la huelga, la empresa y el sindicato habían llegado a un acuerdo sobre 95 de las 125 cláusulas del pliego, el cese iniciado hace más de un mes dificulta la reiniciación de las negociaciones. Se presume además que los puntos convenidos ya no tienen ningún sustento.

Fundida en problemas Como consecuencia de la huelga, la empresa ha comenzado a sentir los rigores de la competencia, principalmente de la industria siderúrgica venezolana.

Según las cifras sobre costos de producción, estos son mucho más elevados que en el pais vecino. La energía es cinco veces más cara que la venezolana. Además, la oferta de hierro en Colombia es del 46 por ciento, frente al 66 por ciento de Venezuela. En el caso de la chatarra, la producción per cápita en Colombia es de 38 kilos anuales, mientras que en Estados Unidos se producen cien.

Para acortar estas distancias y enfrentar la apertura, Simesa se propuso reducir los costos de producción, mejorar tecnología e incrementar la calidad de sus productos. Para lograr este objetivo, y luego de tres años de estudio, la compañía aprobó un proyecto de inversiones estimado en diez mil millones de pesos.

Para ejecutar este proyecto, la empresa programó la ampliación, construcción y montaje de una planta de laminación sin suspender actividades, con el único fin de no perder mercados.

Simesa proporciona el 30 por ciento de la producción nacional de varillas de acero y el 32 por ciento de alambrón pero al romperse la cadena metalmecánica, entre la siderúrgica y la industria de autopartes por ejemplo, se corre el riesgo de que Venezuela y Brasil se apoderen de ese mercado.

El gerente seccional de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Alberto Echavarría, aseguró que si bien es respetable cualquier posición sindical en cuanto a sus aspiraciones laborales, lo que hay que pensar es que actualmente, la competencia no es con el empleador sino con el mercado internacional . Férrea competencia Medellín Para el sector siderúrgico, la competencia por los mercados es tan dura con la gran industria foránea que cualquier retraso es como perder un segundo en una apretada carrera de cien metros.

De hecho, la industria siderúrgica venezolana tiene grandes ventajas competitivas que le dan capacidad para atender el mercado nacional. Cuentan con energía más barata y tienen una capacidad instalada seis veces mayor que la colombiana.

Los venezolanos poseen la mina de hierro de más alta densidad del mundo, a cielo abierto, y además aprovecharon los altos subsidios provenientes del petróleo para modernizar los equipos.

Pese a que la mano de obra es costosa por bajos niveles de productividad, hace diez años lograron capacitar buena parte del personal de ingenieros y han incrementado las exportaciones entre 30 y 35 por ciento durante el último año.

Brasil, por su parte, tiene una industria siderúrgica veinte veces más grande que la colombiana. Al igual que Venezuela, cuenta con bajos costos de energía, posee mineral y obtiene subsidios oficiales entre el 20 y 40 por ciento a sus exportaciones.

Para ellos, los costos de transporte han bajado y si bien es cierto que Colombia no tiene convenios bilateras con ese país, como sí los tiene con Venezuela, sus precios son competitivos.

En este año, el mercado colombiano ha recibido 1,4 millones de toneladas de lámina y otros productos en acero procedentes de Brasil, cantidad que equivale a un 4 o 5 por ciento del consumo nacional de ese producto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.