FIJAN SIETE PRIORIDADES PARA LA CIÉNAGA GRANDE

FIJAN SIETE PRIORIDADES PARA LA CIÉNAGA GRANDE

Siete de los innumerables problemas que afectan tanto el complejo hídrico de la Ciénaga Grande de Santa Marta como a las 60 mil personas que dependen de él, fueron catalogados de carácter prioritario por estar asociados directamente con las causas y consecuencias del desarrollo ambiental. La escogencia la hizo Pro Ciénaga, organismo coordinador desde julio de 1992 de las acciones que adelantan unos 70 profesionales vinculados a la Corporación Autónoma Regional del Magdalena y la Sierra Nevada de Santa Marta (Corpamag), el Consejo de Planificación de la Costa (Corpes), el Instituto de Investigaciones Marinas (Invemar), la agencia alemana para la cooperación Deutsche Gesellschaft fr Technische Zusammenarbeit (GTZ) y el Plan Nacional Forestal.

10 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Los recursos para las obras, estimados en 15 millones de dólares, están asegurados por un préstamo aprobado en septiembre pasado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y con aportes del Presupuesto Nacional.

Pro Ciénaga señaló los problemas prioritarios son el insuficiente intercambio de aguas entre los ríos (Magdalena, Fundación, Aracataca), el complejo lagunar y el mar; la concentración de contaminantes; la carencia de sistemas para el manejo adecuado de residuos, desechos y aguas servidas; la degradación de la vegetación natural, especialmente del bosque manglar; el agotamiento progresivo de los peces; la falta de conciencia y sensibilidad acerca del medio ambiente, y deficiencias institucionales en el cumplimiento de los fines del Estado.

Pro Ciénaga presentará estas prioridades como su propuesta el 17 de diciembre al Comité de Integración Regional (CIR), compuesto por las autoridades y delegados comunitarios de los diez municipios del área, entidades públicas y no gubernamentales. Sin embargo, ya están definidas técnicamente las obras hidraúlicas, que tienen un costo de 10.090 millones de pesos, mientras que el repoblamiento del mangle cuesta en cinco años unos 1.600 millones.

La ecoregión Ciénaga Grande de Santa Marta comprende un conjunto de lagunas costeras, caños, pantanos de manglar y planicies aluviales que abarcan un área aproximada de 4.280 kilómetros cuadrados, de los cuales 680 componen el espejo de agua.

La degradación del ecosistema redujo la pesca de diez mil toneladas en 1970 a sólo tres mil, obligando a sus habitantes a emigrar para conformar los cinturones de miseria de Barranquilla, Ciénaga y Santa Marta.

El bosque manglar, que en 1956 era de 46.853 hectáreas y se ha reducido a la mitad, es uno de los ecosistemas vegetales más productivos del planeta por su gran capacidad para tranformar la energía solar y los nutrientes en alimento que llega al hombre a través de la cadena alimenticia. Esta vegetación es lugar de tránsito obligado de aves migratorias y en el pasado eran albergues de mamiferos y reptiles hoy casi desaparecidos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.