CULPABLES LOS JUGADORES , MATURANA

CULPABLES LOS JUGADORES , MATURANA

Medellin le ganó por primera vez este año en calidad de local al América, sumó sus dos primeros puntos en el cuadrangular final y conservó posibilidades de pelear cupo a la Copa Libertadores. Había incredulidad en ambos bandos. En el Medellín porque se remontó una diferencia de 0-2 en contra y con un hombre menos por la expulsión de Carlos Enrique Estrada. Y en las toldas del visitante, porque nadie atinaba a explicar cómo un equipo que se supone de tanta jerarquía no es capaz de manejar un resultado y termina rumiando la derrota.

09 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El técnico Francisco Maturana fue duro con sus dirigidos. Corto pero punzante. No quiso hablar del juego y en tono disgustado dijo que las explicaciones las darán los jugadores .

Entonces, los medios de comunicación se volcaron sobre los futbolistas: Leonel Alvarez precisó que no jugamos bien, perdimos la oportunidad de ser campeones perdieno un juego que era nuestro. No manejamos la bola, le dejamos la iniciativa al Medellín y, con la velocidad de sus punteros, nos ganó el partido .

Anthony El Pitufo de Avila, senaló: no podíamos perder un partido como este. Hicimos el ridículo, así no podemos seguir jugando .

Leonardo Fabio Moreno dijo que fallamos en la línea defensiva y en la mitad nos faltó más agresividad. Ellos aprovecharon estas ventajas para ganar el partido .

Muy pocos, en realidad, hilvanaban una justificación. De un arranque espectacular, se pasó a la pasividad exagerada.

Luis Augusto Chiqui García se tomaba la cabeza como sorprendido por lo ocurrido en el estadio de Medellín y después de hablar con sus jugadores solo dijo a la prensa que mis hombres se entregaron con todo. Ellos fueron los únicos responsables de este triunfo .

Era evidente ese nerviosismo triunfal. Aquel que simplemente deja un respiro para la celebración y no para las explicaciones.

Por su parte, los jugadores del Medellín estaban satisfechos del triunfo y afirmaban que seguirán cosechando puntos.

Luis Barbat, golero del equipo, dijo que no podíamos irnos en blanco, luchamos todo el año y ahora era imposible defraudar a nuestra afición. Las cosas seguirán mejorando .

Oscar Juárez, aquel que se echó el equipo al hombro, que le cambió toda la fisonomía al poderoso de la montaña, anotó que me salieron bien las cosas. Los contagié de mi temperamento y, con entrega y personalidad, volteamos el resultado negativo.

Este año hemos hecho una gran campaña y no podíamos terminar la temporada mal colocados. Nos sacrificamos y demostramos que si se trabaja, los resultados llegan .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.