DESARME AVANZA A PASO FIRME EN CALI

DESARME AVANZA A PASO FIRME EN CALI

El agitado vaivén de un joven negro, de arete en una oreja, que parecía volar en mil pedazos al ritmo de Richie Rey con su canción oigo una voz que te dice aguzate que te están mirando... , quedó suspendido como en cámara lenta apenas entró el piquete de la Policía. La canción se fue apagando y la semipenumbra del bar Sensación dio paso a la iluminación. Del centro de la pista el hombre pasó a la pared del recinto para la requisa. Su compañera de baile, de minifalda y amplio escote, también fue requisada por una mujer Policía, que le encontró una navaja en su bolso.

09 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Así se fue cumpliendo la noche del martes, previa al festivo, la operación de desarme en el barrio San Nicolás, el centro de Cali, en especial en la caliente carrera octava, donde proliferan bares y griles. Y así se extendió en toda la ciudad, donde sorprendió a muchos caleños armados.

Los agentes, suboficiales y oficiales cumplieron con el control que deja sin vigencia los salvoconductos durante fines de semana y festivos, la medida más radical asumida por el alcalde Rodrigo Guerrero para frenar la inseguridad en Cali. Este año se han registrado más de dos mil homicidios, la mayoría a balazos.

En las cuatro noches se registraron 21 homicidios, cuando según reporte oficial, normalmente en sólo un fin de semana ocurren treinta muertes violentas. De viernes a sábado, en la primera jornada de prohibición al porte de armas, no se registró ningún caso.

Se han incautado 75 armas de fuego, en su mayoría revólveres Llama y algunos Smith & Wesson y Rugger, pistolas Heckler Koch, Walter PPK, Browing, Cz, Mausser y una subametralladora, además de decenas de armas cortopunzantes. También se decomisaron beeppers y se inmovilizaron vehículos y motocicletas.

También se instalaron retenes con apoyo del Ejército. Como por oleadas, por lo menos una tercera parte de las casi cuatro mil unidades de la Policía Metropolitana de Cali y de los batallones Codazzi de Palmira, Palacé, Pichincha y Policía Militar, han hecho presencia. La requisa incluyó a los ocupantes de motocicletas Ninja, vehículos Mazda, lujosos Land Cruiser, y otros autos.

Deberían venir más seguido, pues uno no puede salir el día de pago porque lo atracan , dijo un empleado en el barrio Marroquín, al oriente caleño. Frases similares se escucharon en distintos sectores.

La disposición se complementa con la ley semiseca determinada por el alcalde Guerrero, que restringe la venta y consumo de licor hasta las 2 de la mañana entre semana y una hora más tarde los sábados y domingos. La medida será levantada en la XXVI Feria de Cali.

Mientras tanto, a través del programa Desepaz se busca el desarme de las pandillas juveniles y se promueve su vinculación a programas laborales, de estudio o deportivos.

Además, el comandante de la III División del Ejército, general Jesús María Vergara, anunció la creación de un batallón de Policía Militar, con el que se ampliará en 1.200 el número de efectivos de esa unidad militar.

En Cali, mientras persistan los índices de violencia, las armas de fuego pasarán cada fin de semana y festivos del cinto a la gaveta de los armarios, aun con salvoconducto, y hasta tanto los caleños desarmen sus espíritus.

Cuántas armas circulan en el mercado negro? En los últimos diez años, en el suroccidente del país han sido expedidos treinta mil salvoconductos, tres mil por año, la mayoría para su uso en Cali. Pero se estima que esa cifra se queda corta si se tienen en cuenta la cantidad de armas que se mueven en el mercado negro y las que están en poder de particulares.

Lo que en un comienzo fue propósito de la guerrilla y el narcotráfico, ahora se generalizó entre la población como forma de vida y se calcula en setenta mil el número de armas que manejan los civiles en esta capital.

Recientemente, en Cali un grupo de ocho personas que portaban chalecos y fusiles R-15 asaltaron una institución bancaria. Y varios crímenes han sido cometidos al amparo de guacharacas , que se supone sólo son usadas por empresas de seguridad.

El ministro de Defensa, Rafael Pardo Rueda, dio visto bueno a la restricción. Otras ciudades vallecaucanas han pedido extender la medida a sus jurisdicciones, también afectadas por la inseguridad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.