AHORA, CÁRCELES EN BASES MILITARES

AHORA, CÁRCELES EN BASES MILITARES

La amenaza que representan unos 500 insurgentes recluidos en las siete principales cárceles del país obligó ayer al Gobierno a inaugurar pabellones de alta seguridad en guarniciones militares. El traslado a la Escuela de Artillería de Bogotá de Mario Pieschacón Negrini, Francisco Galan , uno de los cinco miembros del Comando Central del Ejército de Liberación Nacional (Eln), hace parte de la estrategia oficial que contempla, además, la creación de pabellones en el Batallón de Policía Militar Número 1 y en otras bases militares.

09 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Los ex enlaces de Pablo Escobar Gaviria son el otro objetivo de la política oficial. El Ministerio de Justicia ordenó el traslado de la cárcel de Itagí a la Modelo, de Bogotá, de Luis Carlos Aguilar Gallego, El Mugre ; José Fernando Posada Fierro, Gustavo Adolfo Gutiérrez Arrubla, Trapeadora , y Carlos Mario Alzate Urquijo, El Arete .

Roberto Escobar Gaviria, Osito , fue cambiado del patio número uno al dos y quedó virtualmente incomunicado.

Es necesario minimizar el potencial de los reductos del crimen organizado , dijo un vocero oficial. Agregó que desde hace 45 días, en Medellín, varios funcionarios de prisiones han sido amenazados y asediados por ser drásticos en el cumplimiento de su trabajo en el penal de Itagí.

Trasladados 4 hombres de Escobar a Bogotá En forma intempestiva y bajo estrictas medidas de seguridad fueron traslados ayer por la mañana a Bogotá cuatro lugartenientes del extinto narcotraficante Pablo Escobar Gaviria, que se encontraban recluidos en la Penitenciaría Nacional de Itagí, y dos cubanos que estaban detenidos en la Cárcel Nacional de Bellavista, en Medellín.

Luis Carlos Aguilar Gallego, El Mugre ; José Fernando Posada Fierro, considerado el jefe de finanzas del cartel de Medellín; Gustavo Adolfo Gutiérrez Arrubla, Trapeadora , y Carlos Mario Alzate Urquijo, El Arete , fueron sacados de la Penitenciaría Nacional de Itagí a eso de las 6 de la mañana y llevados al aeropuerto regional Enrique Olaya Herrera.

Entre tanto, Roberto Escobar Gaviria, Osito , fue cambiado del patio número uno al dos por motivos de seguridad.

Escobar fue virtualmente aislado , dijo a EL TIEMPO una vocero de seguridad.

EL TIEMPO estableció que la determinación de realizar los traslados se produjo después de que las agencias de seguridad develaron varias amenazas para la buena marcha de la penitenciaria de Itagí.

El hecho central es que desde hace un mes y medio, varios funcionarios de la cárcel han recibido presiones diversas y amenazas por parte de individuos que los abordan en los alrededores de la cárcel.

Gente extraña explicó una fuente ha asediado a varios funcionarios y les ha amenazado porque son muy duros en la vigilancia del penal y en el cumplimiento de sus deberes .

Las intempestivos mensajes y las amenazas obligaron solo en el último mes a renunciar a tres funcionarios de la penitenciaría, mientras que otros debieron ser trasladados a diferentes cárceles del país, dijo una fuente oficial a EL TIEMPO.

Este hecho impide una correcta marcha del penal y obliga a tomar nuevas medidas de seguridad , añadió la fuente.

Por lo pronto, la dirección del penal le suspendió por el día de ayer las visitas a Herminda Gaviria de Escobar y de otros familiares a Roberto Escobar.

Los traslados Los hombres de Escobar Gaviria fueron trasladados a la Penitenciaría Central de Colombia La Picota, por orden del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) y del Ministerio de Justicia.

La operación fue ejecutada por miembros del Bloque de Búsqueda, al mando del general Octavio Vargas Silva. El traslado, que tuvo de 10:00 a 10:30 de la mañana, se hizo en completa normalidad , informaron el Ministerio de Justicia y el Inpec.

Aguilar Gallego, considerado como el jefe de seguridad de Escobar, se entregó por primera vez a la justicia el 19 de junio de 1991 y se fugó de la cárcel de La Catedral, con otros ocho lugartenientes del capo, después de que una controvertida operación militar fracasara en su intento de realizar el traslado del máximo jefe del Cartel de Medellín y sus hombres a otro centro carcelario.

Aguilar se reentregó a la justicia, ante el Fiscal Regional de Antioquia, el 15 de octubre de 1992. Desde entonces se encontraba recluido en la Penitenciaría de Itagí, en donde permanecen otros 13 integrantes del cartel de Medellín.

Alzate Urquijo, por su parte, se entregó a la justicia nuevamente el pasado 18 de febrero, cuando el Bloque de Búsqueda lo vinculó con el atentado terrorista del 21 de enero de este año en el norte de Bogotá (calle 72 con carrera Séptima).

Alzate compartía una celda del tercer piso de la cárcel de Itagí con el paramilitar José Otoniel Vanegas.

Los cuatro hombres del cartel fueron trasladados de la Penitenciaría de Itagí y al aeropuerto Olaya Herrera en un furgón de la Policía, escoltados por miembros de la Fiscalía, tres camiones con efectivos militares y algunas unidades motorizadas. La salida tuvo lugar antes de que se iniciara la visita familiar.

Simultáneamente, en la Cárcel Nacional de Bellavista se realizó una operación similar para trasladar a los hermanos Ernesto y José Carlos Valladares, de nacionalidad cubana, quienes estaban recluidos en ese centro penitenciario desde junio de 1992.

Los Valladares, capturados en una operación del Bloque de Búsqueda, son pedidos en extradición por las autoridades de Estados Unidos.

Los hombres de Escobar y los hermanos Valladares fueron trasladados a Bogotá, hacia las 10 de la mañana, en el avión Twin Otter HK 2061 de la Policía Nacional. Media hora más tarde fueron bajados en el aeropuerto militar de Catam de la capital de la República, de donde fueron llevados bajo una fuerte escolta a la Penitenciaría Nacional de La Picota.

QUIENES SON LOS TRASLADADOS? Carlos Alzate Urquijo, Arete . Se entregó el 17 de febrero de 1993. El asesinato, por parte de Los Pepes, de Carlos Mario Ossa, El Canoso , precipitó su entrega. Según la Policía, dirigía una de las más importantes bandas que realizaban las operaciones terroristas en nombre del cartel. Sindicado del secuestro y muerte de los hermanos Moncada y Galeano en julio de 1992. En su confesión, Arete dijo que simplemente ayudó a Fernando Galeano a buscar un dinero que se le había perdido, pero que cuando se enteró de su muerte, decidió abandonar la tarea.

Luis Carlos Aguilar Gallego, El Mugre . Tras la fuga, dicen los organismos secretos, manejó la seguridad de Escobar. Fue durante 10 años escolta del capo y se encargó de pagar a los sicarios. Sindicado de los homicidios de policías en Medellín. Estuvo vinculado al proceso que investiga el asesinato del procurador Carlos Mauro Hoyos. En 1988 fue vinculado a la compra de un avión para transportar 3.000 kilos de cocaína a Estados Unidos. Confesó narcotráfico y lo procesan por la fuga de La Catedral, por los delitos de fuga de presos, secuestro extorsivo y porte de armas.

Fernando Posada Fierro. Se entregó a la fiscalía el 28 de febrero de 1993. Era desconocido hasta su entrega, pero las autoridades lo señalan como coordinador de finanzas del cartel de Medellín.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.