SEXO SIN TAPUJOS

SEXO SIN TAPUJOS

Los programas de televisión condicionados podrían inundar a Estados Unidos en todas las horas del día. La norma que limitaba las transmisiones indecentes a altas horas de la noche, entre la medianoche y las 6 de la mañana, fue anulada por una sentencia judicial.

09 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Tres jueces de la Corte de Apelaciones de Washington decidieron que la norma viola la Primera Enmienda de la Constitución, que tutela la libertad de expresión.

Tratando de limitar la transmisión de los programas condicionados a las horas en las que los niños están durmiendo, la FCC (el ente responsable de las transmisiones televisivas), habría dañado el derecho de los adultos a ver tales programas.

La sentencia reavivó en Estados Unidos la eterna controversia sobre los límites de la libertad de expresión.

La FCC, a solicitud del Congreso, había prohibido ya hace tiempo, a todas las horas del día, la transmisión de dichos programas. Pero un tribunal proclamó inconstitucional esa decisión.

Una norma menos severa, que limitaba tales programas al horario nocturno, fue a su vez cancelada ahora.

La decisión está limitada a las transmisiones vía aire, que llegan a los aparatos de televisión de todos los ciudadanos estadounidenses.

Esas restricciones no son aplicables, en cambio, según el tribunal, a los programas indecentes transmitidos por las estaciones televisivas vía cable, porque los telespectadores deben pagar tarifas extras para recibir esas transmisiones.

La consecuencia inmediata de la decisión de la Corte de Apelaciones de Washington parece incierta. En teoría, las cadenas de televisión son ahora libres para tramnsmitir a toda hora sus programas de contenido de luces rojas .

Pero la mayor parte de los canales continuarán respetando probablemente el estándar general de transmitir solo después de las 8 de la noche los programas de contenido sexual no permitido para los niños.

La sentencia se refiere sólo a las transmisiones de contenido indecente , esto es, los programas que muestran actividades u órganos sexuales en términos claramente contrarios a los estándares actuales de la comunidad televisiva.

Una definición por lo demás vaga, que arriesga aumentar la confusión en lugar de esclarecer una situación que se va convirtiendo en cada vez más incierta.

La decisión de los tres jueces lanza a la FCC y al Congreso una señal de que la posición muy restrictiva que trataron de imponer en materia de programas indecentes es simplemente inconstitucional , comentó el abogado Timothy Dyk.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.