LOS COMUNEROS PODRÁN CALMAR SU SED

LOS COMUNEROS PODRÁN CALMAR SU SED

Fue necesario esperar 213 años, después que José Antonio Galán y Manuela Beltrán gestaran la gran revolución comunera, para que los 27 mil habitantes de esta población santandereana, se pusieran las pilas y buscaran su propio desarrollo económico y social. Los paros cívicos (tres, en dos años) para reclamar mejores servicios de agua y alcantarillado, no volverán a ocurrir, ya que su eterno problema quedará definitivamente cancelado con la terminación de la represa La Honda, que calmará la sed del pueblito viejo , como bautizara a la población el compositor José A. Morales.

08 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Poco a poco, pero con paso seguro, el Socorro empieza a autoabastecerse y dentro de poco no dependerá más del acueducto de San Gil, que le presta las bocatomas para llevarle el servicio a lo largo de una red de casi 20 kilómetros de extensión.

Ambas poblaciones se surten de una pequeña quebrada, pero en las épocas de invierno, la sedimentación y los materiales de arrastre taponan las entradas de agua y la presión de las motobombas rompe las mangueras, conviertiendo su mantenimiento en un dolor de cabeza permanente para la administración.

Desde hace varios meses se construyó un pequeño embalse denominado Aguilitas y con base en esa experiencia se proyectó la represa de La Honda en las estribaciones de la cordillera Oriental, a unos cinco kilómetros, la cual permitirá surtir el agua por gravedad a toda la localidad.

La represa cuya construcción total estará concluida en ocho meses, tiene una extensión de diez hectáreas y una presa de más de 30 metros de altura.

Su costo, de dos mil millones de pesos, se cancelará con un empréstito que fue solicitado a la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter), recursos propios del municipio y transferencias del departamento.

Buscan soluciones A la par de la financiación para la represa, que solucionará el problema del acueducto, la alcaldesa Luz Alba Porras de Gómez, ha logrado conseguir más de tres mil millones de pesos para próximas inversiones en su municipio, es decir tres veces más del presupuesto que ejecutó este año.

Con esto se inició el programa del relleno sanitario, el cambio de redes y la canalización de las quebradas El Perro y La Guayacana.

Esta última, que atraviesa de oriente a occidente al Socorro, se crecia durante la época invernal y con todo lo que se atravesara a su paso.

Sin embargo, Porras de Gómez debe enfrentar numerosos procesos ante la Procuraduría y la Fiscalía Regional en Bucaramanga, por denuncias de algunos ciudadanos que consideran que se ha excedido en sus atribuciones.

Las presiones, dicen algunos de sus funcionarios, son tan fuertes que a veces es preferible renunciar a la administración, porque buena parte de la gente no reconoce los esfuerzos que se ha hecho para mejorar la situación del pueblo.

Turismo regional El director de proyectos especiales del municipio, Héctor Grisales y la secretaria General, Pilar Macías coinciden en que ahora el Socorro debe enrumbarse hacia la explotación del turismo como fuente de ingresos permanente, pues desde su fundación en 1623, solo ha vivido de la agricultura.

Su riqueza arquitectónica de la época colonial, forma un bagaje cultural que bien vale la pena hacerlo conocer a nivel nacional.

Socorro se distingue por sus casas pequeñas, en su mayoría con patios enclaustrados y muchas de las calles aún conservan la piedra natural que recuerda el paso de los coches tirados por caballos.

Todavía se conserva desde la época de la revolución de los comuneros la Casa de la Cultura Horacio Rodríguez Plata, con más de 300 años de antiguedad. Igualmente, el convento de los Capuchinos y la capilla colonial de Santa Bárbara.

En la esquina del parque de la Independencia está la casa en donde vivió el jefe de la revolución comunera, don Francisco Berbeo y la quinta natal de Andrés Rosillo y Meruelo, uno de los signatarios del Acta de la Independencia el 20 de julio de 1.810.

Las capillas e iglesias forman un rico conjunto de la antigua arquitectura religiosa. Para canalizar todos esos recursos, se creó recientemente la oficina de turismo regional, que inició una promoción del Socorro en las principales ciudades de Colombia.

Socorro, una joya Socorro está ubicado a 118 kilómetros desde Bucaramanga (distancia aproximada entre Bogotá y Girardot) y su temperatura media es de 23 grados centígrados.

La ciudad fue construida sobre las estribaciones de la cordillera Oriental, a 1.700 metros de altura sobre el nivel del mar. Cuenta con una gran variedad de hoteles y centros de recreación. Allí se puede probar la comida típica de Santander: el cabrito con pepitoria, la carne oriada, los dulces de arroz, las frutas cristalizadas y los confites.

En la población se realiza la Exposición Ganadera y Equina, con la participación de los mejores ejemplares de las razas Sinmental, Cebú y Pardo Suizo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.