JUNIOR: SEMÁFORO EN ROJO PARA NACIONAL

JUNIOR: SEMÁFORO EN ROJO PARA NACIONAL

Hoy, a partir de las 3:30 de la tarde en los estadios Atanasio Girardot de Medellín y Metropolitano de Barranquilla, se cumple el tercer episodio de la final de la Copa Mustang-93. Ultima chance para el escarlata de la montaña en el duelo ante sus homónimos de la Sultana. El cuadro del Chiqui García sabe que resignará prácticamente toda opción de Copa Libertadores si cede otro punto. Para los dirigidos de Pacho Maturana es un juego con doble premio: eliminar a un incómodo rival y mantenerse en carrera.

08 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Mientras, los tiburones con una tarea harto difícil, la frenar el impulso goleador del verde paisa, puntero de la finalísima. Si el onceno antioqueño vuelve a salir ganacioso, casi seguramente asegurará un cupo para el certamen continental.

Y antes de comenzar esta decisiva jornada, cada uno de los cuatro aspirantes a la corona exhibe, como mejor argumento ofensivo o como tabla de salvación, una dupla goleadora.

La que visita la red contraria con mayor asiduidad es la costeña de Miguel Niche Guerrero e Iván René El Terrible Valenciano, que suma 45 tantos. Le sigue, con 40, la de actualidad, integrada por los paisas John Jairo Tréllez y Víctor Aristizábal, del Nacional.

El tercer renglón lo ocupa el dueto Rubén Darío Hernández-Henry Zambrano, del DIM, que acumulan 36 tantos. Y con uno menos, pero igualmente muchos menos minutos de actividad, cierran la tabla los americanos Albeiro Palomo Usuriaga y Orlando Pony Maturana.

Guerrero-Valenciano El lanzamiento de pelota desde mitad del campo, a cargo de Carlos Valderrama y Víctor Pacheco, el pique al vacío de Guerrero y la media distancia de Valenciano, son dos razones que justifican la abundancia de gol en el onceno tiburón.

El Niche ha marcado más goles este año que en los siete anteriores juntos. Había sido subutilizado anteriormentes, pues demuestra excelentes virtudes de artillero.

Por su parte, El Bombardero no perdona. Su frecuencia goleadora es altamente positiva: marca un gol cada 61 minutos de juego. Si hubiese estado en todos los duelos de la temporada y la frecuencia se conservara, estaría en 79 anotaciones.

Tréllez-Aristizábal En el torneo de 1992, esta dupleta marcó 43 goles, lo que indica que conserva su positiva efectividad. El moreno de Turbo se erige como el más grande de los artilleros verdolagas de todos los tiempos: máximo anotador del club en juegos por torneo colombiano, máximo convertirdor en Copa Libertadores, máximo goleador en los clásicos paisas.

Aristizábal es el artista de los goles fantásticos. Cada remate de su obra futbolística es un canto al espectáculo.

Dupla que viene empujada desde atrás por el cuarteto defensivo y respaldada por el desdoblamiento de las dos líneas de medio campo.

Hernández-Zambrano Su fórmula goleadora es la velocidad en el contragolpe. Rubencho iguala su marca de 20 goles del año anterior, con la diferencia que ahora contabiliza 1.255 minutos menos de juego en relación con la pasada temporada.

El Ferry atraviesa por un momento brillante y es el delantero escarlata de mejor nivel. Tiene una buena frecuencia goleadora.

Usuriaga-Maturana No es el mejor año para los delanteros americanos, incluyendo a De Avila. De los tres, el de mejor rendimiento es Usuriaga. La ausencia de un lanzador en el medio campo es clara. Se ha desaprovechado la velocidad y la sorpresa, que siempre ha caracterizado a este trío atacante.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.