SE ABRIÓ UNA NUEVA PUERTA...

SE ABRIÓ UNA NUEVA PUERTA...

La llegada de la Copa Néctar-Shell-Lada al ámbito automovilístico nacional, le permitió a tripulaciones de Pereira, Armenia, Bucaramanga, Cali, Palmira, Medellín y Bogotá disponer de una nueva entrada al deporte del vértigo y la velocidad. En la competencia se inscribieron pilotos que por su experiencia y realizaciones en el automovilismo deportivo han merecido los mejores elogios, entre ellos Luis Jenaro Rico, Francisco López, Pablo Rocha, Julián Calle y Ernesto Abello. Ellos aportaron veteranía y sapiencia, elevando el nivel de la Copa.

08 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Los jóvenes, conocidos unos y otros no tanto, también decidieron medir sus fuerzas y conocimientos. Rodrigo Roesel, Felipe Triana, Andrés Felipe Gómez, María Consuelo León, por cierto única dama participante, Iván Darío y Germán Gómez, así como Alfredo Botta forman entre otros el contigente de adolecentes debutantes.

Como catalizador de las dos franjas anteriores, aparecen pilotos con la juventud de los novatos pero con el respaldo de una veteranía alcanzada en el trasegar por las pistas colombianas. Juan Pablo Montoya, Jorge Arango, Jaime Guerrero, César Aristizábal, Juan David Vélez, Hernando Ramírez, Luis Ignacio Herrera, Guillermo Múnera, Diego Fernando Mejía y Gustavo Perdomo son nombres que pertenecen a este grupo intermedio.

Todos ellos, y otros que completan una nómina de 80 participantes, convirtieron la Copa Néctar-Shell-Lada en el escenario adecuado para, en una verdadera amalgama de calidd automovilítica, mostrarle al país una cantera inagotable de pilotos con la que cuenta el tercer deporte en importancia en Colombia.

En este complejo andamiaje, la línea conductora fue indudablemente Fernando González, gerente de la Copa.

González, como ganancia provocada por este campeonato, mencionó la oportunidad que 80 nuevos pilotos encontraron en la Néctar-Shell-Lada al disponer de un vehículo de competencia del cual serán propietarios, una vez terminen las dos copas programadas inicialmente .

En la parte deportiva , agregó González, el éxito ha sido rotundo, como lo demuestra el entusiasmo de los participantes y del público que ha tenido la oportunidad de ver el espectáculo en ciudades como Pereira, Cali, Medellín, Bucaramanga y el mismo Autódromo de Tocancipá .

González destacó el respaldo brindado a la iniciativa por la Escudería Colombia y el apoyo que entregaron personas como Manuel Antonio Pombo, Carlos Enrique Gutiérrez, Oscar Hernán Gómez, Jorge Alberto Echeverry y Giuseppe Martin.

Pero no todo fueron realizaciones y la misma organización señaló como momento crítico de la Copa la cancelación del circuto callejero del pasado siete de agosto. Allí se perdió la posibilidad de dar un gran paso, que indudablemente habría masificado el automovilismo , dijo González quien al enumerar los logros, destacó: la aparición de nuevos pilotos, preparadores, mecánicos, auxiliares y patrocinadores.

Este inventario de realizaciones señala para la Copa Néctar-Shell-Lada un futuro prometedor. Y González lo destacó en estos términos: Primero vamos a cumplir con la meta inicial de realizar dos copas. Sin embargo, para la temporada de 1994 vamos a permitir que algunos de estos vehículos participen en las competencias de duración y velocidad progamadas por la Federación en la categoría de los 1.300 c.c. Una vez termine la segunda versión, este parque automor de 40 vehículos pasará a engrosar esa categoría, dando así una gran inyección al automovilismo nacional .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.