ORDENAN DETENER A MILITARES

ORDENAN DETENER A MILITARES

El Consejo Supremo de Justicia Militar del Perú dictó mandato de detención definitiva contra el mayor Santiago Martín Rivas y otros miembros del ejército por encontrarlos implicados en la investigación por la desaparición de un profesor y nueve estudiantes de la Universidad de La Cantuta en julio del año pasado, informaron ayer fuentes parlamentarias en Lima. Según el documento firmado por el presidente de la Corte Suprema de Justicia Militar (CSJM), vicealmirante Roberto Duboc Meza, la orden de detención fue dictada por el vocal instructor, general Marco Antonio Rodríguez Huerta, a fin de evitar que los oficiales puedan rechazar la acción del órgano jurisdiccional y porque han sido mencionados en diversos medios como presuntos responsables de los hechos .

08 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Esta medida se conoce en vísperas de la presentación del ministro de Defensa, general Víctor Malca, ante el Congreso, hoy, para informar lo que conozca de los hechos ocurridos en La Cantuta. También se solicitará al ministro que revele los nombres de los cuatro militares que, según el presidente de Perú, Alberto Fujimori, se encuentran detenidos como presuntos responsables del crimen.

La orden de detención, también se conoce cuando el enfrentamiento de competencias entre la Corte Suprema de Justicia (civil) y la Corte Suprema de Justicia Militar está al rojo vivo, luego de que el tribunal militar negó la solicitud de una comisión del Congreso y del fiscal especial, Víctor Cubas, para interrogar a cuatro oficiales comprometidos, por considerar esa solicitud una interferencia .

La Corte Suprema de Justicia de Perú resolverá con un fallo inapelable quién la justicia civil o la militar debe juzgar el caso, según lo anunció el lunes Luis Serpa, su presidente.

Roger Cáceres, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento, comentó que después de la negativa del tribunal militar la presentación del ministro Malca no reviste ya importancia alguna .

Por otra parte, el primer ministro peruano, Alfonso Bustamante, se manifestó ayer personalmente a favor de que la justicia militar investigue a los oficiales comprometidos en los crímenes del claustro universitario, y comentó que muchos parecen olvidar que desde hace mucho tiempo la justicia común no es muy eficiente en nuestro país .

Mientras el primer ministro destacó, en una reunión con la prensa extranjera, la existencia de voluntad política para que las desapariciones se investiguen a fondo y se sancionen con severidad , fuentes del Ministerio Público subrayaron que la desaparición y presunto asesinato del personal universitario está considerado, según el código de justicia militar, como abuso de autoridad con subsecuente muerte y para ésta falta no hay mayor sanción, anotaron los informantes.

La acusación contra un denominado grupo Colina fuerza especial de la inteligencia militar, dirigido por el mayor Martín Rivas, se complicó cuando desde julio la Fiscalía inició excavaciones y se comenzaron a encontrar restos humanos en fosas comunes en las afueras de Lima, con signos de tortura y quemados.

Precisamente ayer, en la zona limeña de Huachipa, se hallaron nuevos restos óseos así como de cabellos. Hasta ahora, se han encontrado en ese lugar restos de cinco personas, cantidad igual a la hallada en las fosas clandestinas de Cieneguilla en julio pasado, lo cual coincide con el número de desaparecidos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.