ACCIÓN DEMOCRÁTICA RESUCITA

ACCIÓN DEMOCRÁTICA RESUCITA

El ex alcalde de Caracas Claudio Fermín emergió ayer como el dirigente político de mayor futuro en Venezuela, al lograr el segundo lugar en las elecciones presidenciales del domingo pasado y mantener a su partido, Acción Democrática, como la fuerza política más importante del país. Hasta antes del domingo, todas las encuestas lo daban como el principal derrotado, con cifras que llamaban a la decepción y auguraban una catástrofe de proporciones mayúsculas. Especialmente por el efecto negativo de tener a sus dos últimos expresidentes bajo procesos judiciales: Carlos Andrés Pérez y Jaime Lusinchi.

08 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El más alto índice de favoritismo que logró la candidatura de Fermín, según las encuestas, fue de 9,87 por ciento. Sin embargo, se mantuvo con firmeza aferrado al timón de AD y logró soltar el lastre de la corrupción que identificó a su partido.

El boletín oficial más reciente del Consejo Supremo Electoral, con resultados electorales, ratifica a Caldera como vencedor, pero coloca a Fermín de segundo, a solo 6 puntos del Presidente.

Pese a que el conteo inicial no terminaba al caer la tarde de ayer, Fermín no parecía poner en peligro el triunfo de Caldera, que se proclamó vencedor con base en los cálculos de una estación de televisión. Según los últimos datos del Consejo Supremo Electoral (escrutado cerca del 60 por ciento de los votos) Caldera ganó con el 30,26 por ciento de los sufragios, seguido por Claudio Fermín de Acción democrática con 24,22, por Oswaldo Alvarez del Copei con el 23,47, y Andrés Velásquez de Causa Radical con el 20,80.

De este modo el partido Acción Democrática conservó su posición de primera fuerza política en el Congreso de Venezuela, aunque perdió importantes posiciones frente a organizaciones insurgentes.

Las elecciones del domingo pasado causaron una especie de sismo en las corporaciones públicas, que ahora son escenarios para acciones de numerosos partidos y movimientos.

Repartición de fuerzas Los cómputos oficiales daban anoche a AD 15 senadores (de 42), cifra que significa una pérdida grande (tenía 22) y 55 de 189 escaños en la Cámara de Diputados.

Convergencia Nacional (CN), partido del presidente electo Rafael Caldera, lograba nueve senadores, el Copei 8 y La Causa R. 7. El Movimiento Al Socialismo (MAS), que respaldó a Caldera, obtuvo cuatro.

Aunque aún falta por contabilizar cierta cantidad de mesas, las cifras nuevas solo producirían pequeños cambios en la estructura del Congreso.

AD sufrió, sin embargo, derrotas apabullantes, como en el Distrito Federal, donde perdió por primera vez en su historia los dos senadores, en favor de La Causa R.

El gran derrotado en el Congreso fue Copei, que de veinte senadores que tenía solo logró salvar ocho.

En la Cámara El panorama de la Cámara de Diputados será diferente, por la llegada de numerosos diputados elegidos mediante el sistema uninominal, que permitía al elector votar por una sola persona, identificada con su nombre y nada más que por esa persona.

Así, numerosos grupos de electores, comunidades de vecinos, asociaciones de residentes, candidatizaron y eligieron a sus voceros, en detrimento de los partidos tradicionales AD, Copei y MAS.

Sin embargo, los cálculos de AD, que aspiraba a obtener 55 de los 189 escaños, parecía confirmarse a medida que avanzaba el conteo de los votos, que se hace mediante mecanismos obsoletos.

AD tenía 95 diputados y era fuerza decisoria por sí misma. Copei, que tiene 67 diputados, quedaría con 42. La Causa R., que lanzó numerosas candidaturas uninominales podría ser la fuerza mayoritaria, con unos 85 diputados.

Con esta composición, el presidente Caldera tendrá que establecer alianzas programáticas, con el fin de salvar sus iniciativas legislativas.

Entre estas se cuenta una reforma constitucional que incluiría la derogatoria del mandato de los funcionarios elegidos, y la posibilidad de disolución del Congreso por el Presidente de la República o un primer ministro.

Juego de alianzas Caldera cuenta con el apoyo de Convergencia Nacional y MAS, insuficiente para sacar adelante sus proyectos. Por ello, se cree que acudirá a La Causa R., y con ello bloquearía la posibilidad de que AD y Copei impongan sus puntos de vista.

La Causa R., ansiosa de consolidar su posición en el Congreso, al que accede por primera vez, se prestaría al juego de Caldera, a cambio de posiciones burocráticas en las corporaciones.

Sin embargo, AD y Copei podrían, por su parte, establecer alianzas y, como en el caso del Senado, dividirlo, si no hacen mayoría.

GAVIRIA OPINA El presidente César Gaviria dijo ayer que cree que el presidente electo de Venezuela, Rafael Caldera, es partidario, como lo son las autoridades colombianas, de la negociación directa en el diferendo limítrofe entre los dos países.

De esta forma, el mandatario colombiano respondió a las declaraciones de Caldera en su primera rueda de prensa luego de las elecciones del domingo. El presidente electo dijo el lunes que el Golfo de Venezuela es un área de vital importancia para su país, mientras que para Colombia es sólo una cuestión periférica.

Aspiramos que esta vía (la negociación directa) finalmente nos conduzca no solamente a resolver el problema del diferendo sino los otros aspectos que son contenciosos en la relación entre Colombia y Venezuela , dijo Gaviria.

Gaviria agregó que felicitó a Caldera por el magnífico certamen electoral y dijo que el presidente electo del vecino país le manifestó su intención de continuar con el proceso de integración que ha sido tan positivo y tan benéfico para los dos países .

Mientras tanto, fuentes no oficiales venezolanas indicaron que el senador Pompeyo Márquez, Alto Comisionado Presidencial para la Delimitación de Areas Marinas y Submarinas, sería el nuevo embajador de Venezuela en Colombia. Márquez es dirigente del Movimiento Al Socialismo (MAS), uno de los 17 partidos que respaldaron la candidatura presidencial de Caldera y lleva varios años al frente del estudio de la problemática fronteriza colombovenezolana. Con su nombramiento Caldera podría jugar una carta importante, ya que el veterano congresista es considerado persona amistosa para Colombia.

El nombre de Márquez, también figura en el ábanico para el cargo de canciller, junto con otros integrantes del equipo que el presidente electo, Rafael Caldera, nombrará en las altas posiciones de su gobierno.

Entretanto las especulaciones en torno del nuevo gabinete son intensas, pero todas parten de la base de que Caldera no concederá cuotas de poder a quienes lo respaldaron en la campaña y en la elección .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.