CAYÓ AYER OTRO DIPLOMÁTICO POR NARCOTRÁFICO

CAYÓ AYER OTRO DIPLOMÁTICO POR NARCOTRÁFICO

Jorge Alfonso Morales se convirtió ayer en el segundo diplomático colombiano capturado por narcotráfico en menos de una semana. Morales, encargado de funciones consulares en Sofía, capital de Bulgaria, se encuentra involucrado desde hace un mes en el envío de cocaína, desde Colombia a la embajada en Polonia.

08 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Ayer a las 3 de la tarde, agentes secretos de la Fiscalía lo capturaron en el aeropuerto internacional Eldorado, cuando llegaba de Nueva York.

Los detectives le habían hecho un seguimiento, con colaboración de la Cancillería y de los organismos de inteligencia internacionales, desde el momento en que se descubrió un envío de cocaína a su nombre por intermedio del correo.

Todo se inició cuando un empleado de la Administración Postal Nacional recibió una extraña comunicación vía fax, enviada desde Polonia.

El autor del mensaje protestaba por la demora en el envío de una encomienda y señalaba la guía con la cual debía ser despachada desde Bogotá.

Esta comunicación despertó inmediatamente sospechas en el administrador del correo, quien decidió avisar el hecho a la Fiscalía.

Los detectives inspeccionaron el contenido del paquete y encontraron que habían camuflado cocaína en platos ornamentales.

Su sorpresa fue aún mayor cuando, al verificar la dirección anotada en el envío, comprobaron que se trataba de la misma que tiene la embajada de Colombia en Polonia.

La encomienda iba dirigida a Alfonso Morales, quien no era agente diplomático en ese país, pero sí en Bulgaria, donde ha ocupado el cargo de embajador interino y es encargado de funciones consulares en Sofía.

Los investigadores de la Interpool descubrieron además, que una mujer, identificada como Angela Tovar, fue quien envió el fax a la Administración Postal Nacional desde una oficina pública en Bulgaria.

Dos semanas después fue capturada por ese organismo de inteligencia internacional.

De inmediato, el Gobierno de Colombia le solicitó a Polonia su deportación.

Mientras tanto, la Interpool y la Fiscalía seguían los pasos de Morales, quien ayer tomó un vuelo de Avianca en Nueva York hacia Bogotá.

Detectives de la Fiscalía lo capturaron en el momento en que bajaba del avión.

Morales fue puesto a órdenes de una unidad de fiscalía delegada ante la Corte Suprema de Justicia.

El 30 de noviembre, otro diplomático colombiano, Gustavo Pastrana Gómez, había sido capturado por agentes encubiertos de la DEA en Miami, bajo el cargo de lavado de dólares.

La captura de Pastrana se realizó con una orden de un juez argentino, quien lo vinculó a un proceso penal en ese país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.