DÍAS DE VUELTA

DÍAS DE VUELTA

Damos vueltas con las vueltas del tiempo; con las revoluciones de las estaciones y las revueltas de los hombres; al cambiar, como los años y los pueblos, volvemos a lo que fuimos y a lo que somos. Vuelta a lo mismo. Y al dar la vuelta, descubrimos que ya no es lo mismo . Diecisiete años después de que Octavio Paz escribiera estas palabras en el número uno de su revista Vuelta, el círculo de la publicación se mantiene más abierto que nunca. Por ello, el pasado sábado, en Oviedo (España), la revista fue galardonada con el premio Príncipe de Asturias.

07 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Mientras tanto, en Guadalajara, en medio de la Feria del Libro, hay un stand dedicado a cada uno de los meses de esos 17 años. Es el de la Editorial Vuelta, que no sólo muestra las revistas sino los libros aparecidos bajo el amparo de una de las más tradicionales publicaciones de México. Las firmas de esos textos lo dicen todo: Julieta Campos, Adolfo Castañón, Guillermo Cabrera Infante, Severo Sarduy, Alfonso Reyes, Tomás Segovia, el mismo Paz e, incluso, Sor Juana Inés de la Cruz.

Este giro, que nunca ha dejado de orientar Octavio Paz, comenzó cuando el escritor abandonó El Excelsior con todo y la revista Plural, que editó allí desde 1971, en apoyo de Julio Sherer, cuyas ideas políticas le costaron la dirección del diario más importante de México. Sin embargo, el premio Nobel mexicano siempre ha manifestado que hay una continuidad entre ambas publicaciones.

Vitrina literaria de Vuelta fue el titular abrió la primera revista en noviembre de 1976, a la que dieron su apoyo un grupo de intelectuales que todavía sostiene el proyecto: Enrique Krauze (actual secretario), Alejandro Rossi, Gabriel Zaid, Ulalume González de León y José de la Colina.

Pero, qué ha mantenido a Vuelta? En México, como en el resto de América Latina, han aparecido decenas de revistas, más de las que se sostienen. Cuando Vuelta nació, también sus creadores llegaron a pensar que esto le podía ocurrir.

Sin embargo, la revista comenzó a circular entre intelectuales y público en general, que rápidamente entendieron que su mensaje era el de crear un espacio libre donde se pudiesen desplegar, simultáneamente, la imaginación de los escritores y el pensamiento crítico moderno en sus diferentes manifestaciones: filosofía, arte, literatura, moral, política , plataforma que defendió Paz al llegar la publicación a su quinto aniversario.

En las páginas de Vuelta hay polémica, pero, antes que todo, creación poética y literaria, obras inéditas, narraciones, ensayos, comentarios, críticas...

Desde sus primeros números, los intelectuales mexicanos supieron adherir al proyecto, cuya vocación de difusor de la cultura era inconfundible. Vuelta era, y aún lo es, la defensora de un concepto de libertad que cuenta con intelectuales como Elena Poniatowska, Jorge Ibargengoitia y José Emilio Pacheco, entre otros.

Pero esas 80 páginas con que nació (hoy en día son 120) fueron también la puerta de entrada a América Latina de la obra de autores universales desconocidos en los años 70. Milán Kundera, por ejemplo. En buena parte, por esta razón la revista logró consolidarse a pesar de los sacrificios que le tocó hacer en sus primeros números. Sin haber sido nunca una publicación marginal, Vuelta sólo contó con el apoyo de los amigos del grupo intelectual, con escasa pauta, tiraje reducido y una distribución que se hacía en las liberías y en los quioscos callejeros.

El panorama actual dista mucho del que se vivió en esos años de penuria. En una casa prestada, Vuelta se consolidó como publicación cultural en México, América Latina y el resto del mundo; es el escaparate que presenta a nuevas generaciones de la literatura internacional, y es, ante todo, una voz independiente que en lugar de ser influida por otros medios ha marcado caminos.

Actualmente, 32 personas trabajan en su realización. Su sede es una vieja casa de comienzos de siglo, situada en el barrio Coyoacán, al sur de Ciudad de México.

Es un punto de referencia para apoyar, desde otros espacios, sus ideas o, por el contrario, polemizar con otras. El debate es permanente, por ejemplo con Nexos, la revista que encabeza el politólogo Héctor Aguilar. Aunque Vuelta recoge todo el panorama de la cultura, en sus páginas también caben ideas sociales, políticas, históricas. En esto hay un grupo de escritores que dan soporte a las ideas que se ventilan no sólo en México sino en el resto del mundo: Fernando Savater, Mario Vargas Llosa, Guillermo Sheridan, Italo Calvino, Carlos Fuentes...

A la poesía que aquí aparece tampoco le faltan grandes firmas. En ella han aparecido desde Jorge Luis Borges, Vicente Huidobro y Miguel Hernández, hasta Alvaro Mutis, Gonzalo Rojas y Arturo Carrera.

Preservar y cambiar La revista se sostiene con estos nombres; la credibilidad es su mejor patrimonio. Y por esto, desde 1987, la publicación creció como editora de obras que recogían el sentido mismo de la revista. En esta Feria del Libro de Guadalajara, en los cuatro primeros días, fueron vendidos 250 libros y 15 suscripciones de la revista.

Desde el 87 se han publicado más de 70 títulos, hechos casi artesanalmente y con el lujo de ser traducciones de importantes escritores. Con tirajes cortos que no superan los 3.000 ejemplares, los precios oscilan entre 7 y 25 dólares. Su publicación representa riesgos porque no siempre sus ejemplares se venden bien; pero el respaldo de Vuelta, con el nombre de Octavio Paz a la cabeza, los ha sacado del restringido espacio de las librerías.

Vuelta representa la edificación de dos ideas expresadas por Paz en alguno de los editoriales de aniversario: La aparición de una revista es como la aparición de una generación. ...Los escritores se unen por encima de las barreras de la edad o la estética .

Hoy en día, la revista se sostiene no sólo económicamente sino como producto cultural, a pesar de que el mismo Paz reconoce la necesidad de hacerle cambios. Estamos satisfechos? se pregunta. Sí y no. Todo en este bajo mundo es relativo; pedir más será pedir gollerías, como decían nuestros abuelos. Pero es claro que falta mucho, muchísimo por hacer. Si Vuelta quiere vivir y no meramente sobrevivir, tendrá que hacer frente a los cambios que vivimos y tendrá que cambiar ella misma. ...Doble, inmensa tarea: perseverar y cambiar .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.