EN ITALIA, UN CAMBIO DE PIEL HACIA LA IZQUIERDA

EN ITALIA, UN CAMBIO DE PIEL HACIA LA IZQUIERDA

Tras los resultados finales que confirman la victoria de la izquierda italiana (coalición de formaciones vertebradas por el Partido Demócrata de Izquierda PDS, ex comunista), el secretario general del PDS, Achille Occhetto, habló en Roma de una verdadera revolución política en Italia . Para Occhetto, visiblemente satisfecho por el éxito de su formación y luciendo una elegante corbata, los italianos, sobre todo los jóvenes, no quieren formaciones políticas de centro. La izquierda ganó como una fuerza nueva, como fuerza de gobierno y como garantía de la seguridad democrática .

07 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Occhetto piensa que una segunda república está naciendo en condiciones de máxima garantía democrática.

En cuanto al rumor de que la izquierda pediría un adelanto de las elecciones, el secretario general disipó todas las dudas, al decir que esta legislatura deberá acabar hasta la próxima elección si no queremos crear una situación de dificultad política en el país. Es importante ver que la estabilidad democrática que emerge de esa elección municipal da seguridad no solo a los italianos, sino también a los mercados internacionales, en los cuales la lira pudo reponerse de la caída sufrida a fines de la semana pasada .

Occhetto sabe que tiene en las manos la posibilidad de ponerse a la cabeza del próximo gobierno si mantiene la mayoría que resulta de estas elecciones municipales, y por eso se preocupa desde ya por el programa político que presentará su propio partido y las alianzas necesarias en caso de no obtener la mayoría por sí solo.

Pienso, de todos modos dijo, que los resultados positivos de esta votación no pueden ser transportados de forma mecánica a una contienda electoral por el gobierno del país. Será necesario un trabajo político para lograr una alianza consecuente. Nosotros (el PDS), eso sí, haremos una campaña electoral pidiendo la mayoría para gobernar. Si no hay mayoría, deberemos reconocer que la transición del viejo sistema político a uno nuevo de alternativas programáticas no ha terminado, y en ese caso velaremos para que la transición se haga de la forma más armoniosa entre las diferentes fuerzas políticas. El PDS, de todos modos, quiere tener las manos libres de cara a esas elecciones, y se presentará con una candidatura en busca de la mayoría. Si no se obtiene, habrá un plan alternativo para ser discutido con posibles aliados .

Sobre la Democracia Cristiana y, en general, el mundo católico, Occhetto opinó: Este debe articularse en dos partes y olvidar sus pretensiones de centro político. De un lado, con una derecha no fascista de conservadores iluminados, y de otra, siendo la verdadera novedad, en caso de que ocurra, de efectivos católicos populares que estén dispuestos a gobernar el país con la izquierda. Esta deberá ser, en mi opinión, la mejor manera de configuración de las nuevas fuerzas políticas .

Preguntado por EL TIEMPO sobre su visión del papel de la izquierda europea de cara a América Latina, Occhetto dijo que tanto las fuerzas progresistas italianas como de toda Europa deben formar un frente común de solidaridad, una solidaridad que lleve a replantearse, por ejemplo, la relación entre el Norte y el Sur, el diálogo para una estabilidad política en ese continente y la cooperación en problemas fundamentales como el de la mafia o la lucha antidrogas, en el caso de Colombia. En suma, estar más presentes en los momentos difíciles de la vida de los países latinoamericanos, y en lo cotidiano mantener con ellos una relación igualitaria y equilibrada .

Así pues, Occhetto se prepara (aunque sin decirlo de modo explícito) para dirigir las riendas de Italia, sobre todo si se tiene en cuenta que la península no cuenta hoy con una derecha liberal y republicana al estilo de la francesa de Chirac y Balladur. Como exclama el periodista Giorgio Bocca desde las páginas de L Espresso: El nuevo partido conservador no puede nacer en el seno del neofascismo .

Por lo demás, el diario L Unitá (órgano del PDS), tituló el lunes con letras gigantes en una bella página: Vittoria , mientras que toda la prensa anunciaba a grandes titulares el giro hacia la izquierda, el cambio de piel de la nueva Italia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.