PASÓ LA LEY DE ORDEN PÚBLICO

PASÓ LA LEY DE ORDEN PÚBLICO

Tras un acalorado debate de cinco horas, el Senado dio anoche su visto bueno a la ley de orden público y dejó prácticamente intacto el texto del proyecto inicial propuesto por el Gobierno. La iniciativa, que al parecer sorteará hoy su último debate en la plenaria de la Cámara, le da una vigencia adicional de dos años a normas que durante el régimen de conmoción interior fueron aplicadas por el Ejecutivo para hacer frente a la guerrilla y al narcotráfico.

07 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El ponente, Luis Guillermo Giraldo, optó por retirar cerca de 20 artículos nuevos que, en su opinión, conciliaban las normas de tipo coercitivo con otras de carácter social para dar un tratamiento integral a las que los expertos llaman causas objetivas de la violencia .

Al cabo de un acalorado debate de cinco horas, el Senado dio anoche su visto bueno a la ley de orden público y dejó prácticamente intacto el texto del proyecto inicial propuesto por el Gobierno.

La iniciativa, que según las previsiones parlamentarias sorteará hoy su último debate en la plenaria de la Cámara, le da una vigencia adicional de dos años a normas que durante el régimen de conmoción interior fueron aplicadas por el Ejecutivo para hacer frente a la guerrilla y al narcotráfico.

Debido a inesperada resistencia entre miembros de las bancadas tradicionales y a la progresiva debilidad del quórum, el ponente, Luis Guillermo Giraldo, optó por retirar cerca de 20 artículos nuevos que, en su opinión, conciliaban las normas de tipo coercitivo con otras de carácter social para dar un tratamiento integral a las que los expertos llaman causas objetivas de la violencia .

Entre estos se encontraba una propuesta que buscaba establecer que el diez por ciento del presupuesto nacional fuese destinado a los programas del Plan Nacional de Rehabilitación, como fórmula para robustecer la inversión social.

También fue excluido otro artículo que, según sus inspiradores ampliaba el marco de garantías para el desarrollo de las campañas políticas, como quiera que autorizaba la emisión de cuñas publicitarias, de carácter político, a través de la televisión.

Eran 52 votos El proyecto fue aprobado por 51 votos a favor y 22 en contra. La votación se dio después de que los miembros de la mesa directiva se declararon empatados a la hora de resolver una inquietud formulada por la plenaria, en el sentido de si la ley y el trámite tenían rango estatutario o un simple carácter ordinario.

Para el presidente del Senado, Jorge Ramón Elías Náder, la ley es ordinaria porque no desarrolla preceptos constitucionales, sino simplemente refuerza el ejercicio de atribuciones del Ejecutivo para administrar el manejo del orden público.

El vicepresidente Elías Matus Torres estimó, en cambio, que la ley es estatutaria porque reglamenta restricciones a derechos fundamentales.

La explicación de Matus sirvió de base al senador y precandidato conservador Roberto Gerlein, que anoche se mostró como el más duro crítico del proyecto, para asegurar que el proyecto fue irreglamentariamente aprobado y para acusar al Senado de estar haciendo burla de la Constitución y del reglamento.

Según él, el proyecto necesitaba 52 votos favorables, esto es la mitad más uno del número total de miembros de la cámara alta, y solo tuvo 51. La bancada de la Alianza Democrática M-19 y algunos parlamentarios liberales y conservadores que se opusieron a la iniciativa apoyó los planteamientos de Gerlein y encabezaron una escandalosa protesta que por momentos pareció degenerar en zambra.

La misma votación se mantuvo cuando la presidencia preguntó a la plenaria si aprobaba el título del proyecto y algunos artículos votados por separado.

La votación del grueso del artículado fue nominal. El senador Víctor Renán Barco, que había anunciado su apoyo a la iniciativa, votó negativamente en protesta, según él, porque no fue sometida oportunamente a consideración una propuesta suya para modificar el artículo relativo al Plan Nacional de Rehabilitación.

La banca de la Nueva Fuerza Democrática aclaró su voto afirmativo y dejó constancia de sus reservas frente a algunos artículos.

Los ministros de Gobierno, Fabio Villegas, y de Defensa, Rafael Pardo, hicieron todo el tiempo una tarea de persuasión de los parlamentarios que se mostraban renuentes a sumarse al criterio mayoritario y en más de una ocasión impidieron que el quórum se disolviera convenciendo a algunos de ellos de que no se retiraran del recinto.

Al final ambos se declararon satisfechos con las decisiones adoptadas.

El proyecto encabezará el orden día de la plenaria de la Cámara.

Es probable que allí sean incorporados aquellos artículos nuevos que no tuvieron discusión en el Senado. Entre ellos hay uno que permitiría al Estado hacerse al control de los bienes de narcotraficantes muertos que hubiesen estado vinculados a procesos por enriquecimiento ilícito.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.