SE FUE ESCOBAR...

SE FUE ESCOBAR...

Porque me fastidió mucho la vida tengo que hablar de Pablo Escobar. Muchas malas noches, mucho rato amargo me dejó ese tipo y ahora no puedo hacerme el australiano. Antes, les hago un regalito: vayan a ver la deliciosa historia que cuentan Sergio y Fausto Cabrera, Florina Lemaitre y Salvatore Bassile en la película La estrategia del caracol. Historia rica, hablada en colombiano donde rebosa la humanidad, que no abunda en esta Navidad consumista y nueva rica. Quería contarles de los aguinaldos que tengo comprados para César Gaviria, Noemí Sanín, Juan Manuel Santos y, obviamente, para mi alcalde, Jaime Castro. Lo dejo para la próxima porque un Pablo Escobar no se muere dos veces y su sombra recorrió muchas veces esta frivolísima columna.

08 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Para el otro mundo se don Pablo. No le sirvieron sus millones cuando se encontró con un honesto muchachón de la policía que no aspiraba a su dinero sino a ganarse un permiso de ocho días para ir a besar a su novia en Pitalito. Y cómo la estará pasando la novia con las pasiones del muchacho? Se fue Escobar y a muchos de los que andamos en este oficio nos corre un fresco porque su nombre era una pesadilla que asustaba.

Escobar era la autocensura, porque uno se planteaba el deseo de gritarle cosas y las ganitas de vivir se interponían. Mucho susto tuve por cuenta de ese tipo. Hace tres años se me ocurrió una columna sobre los zapatos de cocodrilo, los relojes de oro macizo, las tinas de mármol, las pinturas de famosos, los elefantes de pedrería, los biombos orientales y demás extravagancias de los mágicos . Vaya anónimos los que me llegaron...

Se hacía fuerza para que no mataran a los corajudos amigos que desafiando a los sicarios no escondían su verdad. Eran tiempos difíciles en que el miedo quitaba hasta las ganas de hacer el amor... y no se hacía. Recuerdan la muerte de Galán, el bombazo a El Espectador, los secuestros de Diana Turbay y de Pacho Santos? Días feos en que la adrenalina se regaba de los pies a la cabeza y tocaba escribir, así fuera con miedo.

Los sagitarios andan de cumpleaños. Dice mi astróloga, Elsita Vanegas Pastrana, que los sagitarios son soñadores, dulzones, románticos, fieles y leales. Y si son tan dulces y tan tiernos, cómo se explican que Pablo Escobar fuera Sagitario? Ya una amiga costeña, de mente picarona y sagitaria, me dijo que a Pablo Escobar lo que lo perdió fue el amor por su esposa. No fue el amor, fue el Fiscal General, el respetado doctor De Greiff, quien empujó la crisis al decirle a la familia: no más de protecciones especiales. Allí, al fugitivo Escobar se le derrumbó la estantería y le empezó el final de la película.

Qué quedó de Pablo Escobar? A su solitario hijo le dejó un futuro amargo. A su hija, algo parecido; a su madre anciana, que por sencilla y campesina le importaron un pepino las riquezas del famoso de Envigado, no le quedó nada distinto del dolor. De Escobar quedaron muchas cartas con su huella. Y si tenía tan mala letra, por qué no hacía planas para mejorarla? Porque era desaplicado desde chiquito. Y esa sí fue su perdición.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.